La gastronomía española es de una diversidad apabullante. No hay nada como visitar varias regiones para descubrir, o redescubrir, los platos típicos de nuestra culinaria. Si visitas el Mediterráneo, aprovecha la ocasión para darte un buen banquete a base de pescado y marisco frescos. Pero, te encuentres donde te encuentres, no pueden faltar unas tapas clásicas para ir haciendo boca, ya sea algo de jamón ibérico o un trozo de tortilla de patatas.

    Si tu viaje te ha llevado por el centro del país, procura probar delicias como los vinos tintos con mucho cuerpo de La Rioja, el cochinillo asado de Castilla y León y el sabroso queso manchego. Andalucía es la tierra del pescaíto frito, la tortilla de camarones y el gazpacho, mientras que Valencia es un destino que no puede faltar en tu periplo gastronómico si quieres descubrir la auténtica paella. Y un consejo: comienza el día con algo dulce para cargar bien las pilas. Ya tienes la excusa perfecta para tomarte un buen chocolate con churros.

    Organiza tu viaje

    Otros lugares populares de Europa