Estos timos habituales en Roma pueden hacer que tu viaje a la Ciudad Eterna sea eternamente memorable... pero no precisamente por lo bueno. Roma es una de las ciudades más visitadas del planeta. Es normal que también atraiga a timadores que se dedican a las estafas de poca monta para conseguir dinero fácil.

    Con un poco de perspicacia, puedes evitar ser víctima de la mayoría de estas prácticas fraudulentas. Muchas veces se llevan a cabo a plena luz del día y pueden acabar convirtiéndose en una auténtica batalla de ingenio. Cuanto mejor conozcas las tácticas de los timadores, más probable es que salgas invicto. Así pues, si quieres evitar que te engañen en Roma, te recomendamos que te familiarices con los timos habituales en la ciudad.

    1

    Autobús 64: el favorito de los carteristas

    Aunque cubre una de las rutas más útiles del centro de la ciudad, en este autobús han desaparecido muchas carteras del bolsillo de sus propietarios. Recorre con regularidad la distancia que separa la plaza de San Pedro y la estación de Termini, con paradas frecuentes entre medias en las que suelen subirse numerosas personas. Este ajetreo hace que sea difícil tener controlados en todo momento los objetos personales. La parte más difícil es bajarse del autobús. En un abrir y cerrar de ojos pueden desplumarte, aunque tú te pienses que son los típicos empujones que se reciben al intentar abrirse paso.

    Cómo evitarlo: Usa una faltriquera para transportar el dinero y no lleves encima muchos objetos sueltos. Los autobuses turísticos son una alternativa más segura, aunque más cara. 

    2

    Llamadas falsas

    Si descubres que has perdido o que te han robado la cartera, debes llamar de inmediato a tu entidad bancaria para cancelar las tarjetas. Pero ten cuidado, porque los ladrones podrían intentar engañarte para conseguir tus datos personales. Tal vez te llamen por teléfono haciéndose pasar por el banco para "ayudarte", cuando en realidad lo que están haciendo es obtener tus datos para suplantar tu identidad. Incluso podrían llamarte a la habitación del hotel fingiendo que son los empleados de recepción para "confirmar" los datos de tu tarjeta de crédito. 

    Cómo evitarlo: Jamás reveles tu información personal por teléfono, incluidos los datos de la tarjeta de crédito. 

    3

    Timo del conductor perdido que pide dinero para gasolina

    Este engaño clásico comienza cuando se te acerca un hombre de aspecto pulcro que supuestamente se ha perdido porque es de fuera de la ciudad. Si entabláis conversación, te dirá que trabaja para una importante marca de diseño italiano y te enseñará algunas muestras que lleva en el coche. Después, te regalará un reloj, una chaqueta de ante o un bolso, ya que os habéis hecho "amigos". A continuación, te dirá que tiene el depósito de gasolina casi vacío y, como se ha quedado sin efectivo, te pedirá que le prestes algo de dinero, por un valor muy superior al importe real del artículo de imitación que te ha regalado. 

    Cómo evitarlo: Está muy bien entablar amistad con los lugareños, pero no olvides tener sentido común.

    4

    Peticiones falsas por una buena causa

    Mientras pasees por una bulliciosa calle de Roma cerca de algún monumento famoso, tal vez se te acerque una persona supuestamente sordomuda que recoge firmas para una organización benéfica. A continuación, podría pedirte una donación generosa. En el peor de los casos, se ha compinchado con los carteristas que operan en la zona.

    Cómo evitarlo: No sueltes ni un euro. En general, un no rotundo suele ser suficiente. 

    5

    Policías falsos

    Estos timadores en ocasiones se presentan como policías de paisano, pero la mayoría de las veces van de uniforme. Suelen ir en pareja para resultar más convincentes al acercarse para hacer un "control de seguridad" improvisado. Te pedirán que abras el bolso o la mochila y que les enseñes el pasaporte y la cartera, ya sea para conseguir tus datos personales o para sustraerte algunos billetes. 

    Cómo evitarlo: Nunca entregues a nadie tus pertenencias en público. Pídeles que realicen el control en la comisaría más cercana. 

    6

    Recomendaciones engañosas para ir de copas

    Algunos bares y locales nocturnos turbios de Roma estafan a los turistas añadiendo cargos suplementarios en la cuenta, en el peor de los casos de hasta 1000 euros o más. Afortunadamente, este tipo de lugares no abunda. En las zonas más turísticas, también podrían darte "entradas gratuitas" para locales nocturnos y espectáculos en directo dirigidos al público masculino. En otras ocasiones, simplemente se te acercará un lugareño muy simpático que te dirá algo como "conozco un local que está muy bien". Lo más probable es que al final no esté tan bien.

    Cómo evitarlo: No des conversación a desconocidos, diles que ya tienes planes. También puedes probar a preguntarles por otro local que conozcas, para ver si siguen defendiendo a capa y espada ese local que supuestamente está tan bien.

    7

    Timo del Hakuna Matata y las pulseras de la amistad

    Es posible que en algún momento se te acerque un tipo simpático y charlatán con un marcado acento africano y que te coloque unos hilos de colores sobre el hombro o un pequeño recuerdo en la mano, insistiendo en que es un regalo. Si no lo rechazas con firmeza varias veces, seguirá charlando contiguo mientras te enseña cómo se hace una pulsera de la amistad directamente en tu muñeca. Después, te dirá que no tiene dinero y te pedirá un precio desorbitado a cambio del regalo. Te costará bastante trabajo librarte de él. A veces, es una manera de distraerte para que sus cómplices puedan registrar tus bolsillos traseros. 

    Cómo evitarlo: Recházalo firmemente con un "no, gracias" y no aceptes nada de lo que te dé. Si te coloca algo sobre el hombro, quítatelo de encima con un movimiento enérgico. 

    8

    Timo del taxi

    Las tarifas de la carrera suelen aparecer claramente en el lateral del taxi, incluido el recargo por maleta y todos los cargos adicionales. Sin embargo, existen taxistas sin escrúpulos, sobre todo en los aeropuertos y las estaciones de tren, que intentan estrujar al máximo la cartera de los pasajeros agotados por el viaje. Para ello emplean diversos trucos, como dar mal la vuelta o modificar el taxímetro para aplicar la tarifa de fin de semana, más cara, durante las carreras que realizan entre semana.

    Cómo evitarlo: Lleva dinero suelto para pagar el viaje. Usa únicamente los taxis oficiales de Roma Capitale, de color blanco. En lugar de parar un taxi por la calle, lo mejor es que te dirijas a una de las paradas que encontrarás junto a la mayoría de los lugares turísticos, como el Coliseo (uno de los puntos de mayor interés y con una oferta hotelera muy particular) y la Fontana di Trevi. Si la lectura del taxímetro te resulta confusa, pídele al taxista que te la aclare. 

    9

    Reventa de paquetes turísticos

    En la zona del Vaticano, abunda la reventa de paquetes turísticos. Por lo general son más caros de lo normal y contienen ofertas de lo más seductoras, como ahorrarse las colas o tomar el té con el papa. Algunos incluso incluyen visitas "guiadas", solo que es necesario entrar con los visitantes normales… después de hacer cola varias horas. Una vez dentro, el acceso a algunas zonas podría estar vetado, a diferencia de lo que se afirmaba en el paquete. 

    Cómo evitarlo: intenta reservar con antelación la visita o, simplemente, evita a estas personas y haz la cola normal (algunos días no es tan larga). 

    10

    Restaurantes turísticos caros e insípidos

    Como en muchas otras ciudades, la mayoría de los restaurantes y las cafeterías que se encuentran cerca de los principales monumentos son excesivamente turísticos y caros. Si te alejas un poco, encontrarás lugares más humildes y acogedores, en ocasiones sin nombre, con platos más económicos y sabrosos. En cualquier caso la cuenta debe estar desglosada, y si sospechas que los precios son excesivos o que te han cobrado algo que no has pedido, puedes pedir amablemente que lo corrijan.

    Cómo evitarlo: los restaurantes más turísticos de Roma suelen tener a la entrada un camarero que intenta captar clientes, o bien un llamativo cartel con el menú turístico en inglés.

    Ari Gunadi | Viajero experto

    Organiza tu viaje

    ¿Por qué reservar con Hoteles.com?

    Alerta de viaje

    Alerta sobre el COVID-19: los requisitos de viaje cambian rápidamente, incluidos los relativos a las pruebas de COVID-19 antes del viaje y a la cuarentena tras la llegada.

    Consultar restricciones para mi viaje.
    Volver al principio

    Maps