Unas vacaciones en Florencia en plena primavera suponen pasar unos días revitalizadores con temperaturas suaves por la capital de la Toscana italiana. Muchos estarán de acuerdo en que los meses de marzo a mayo son la mejor época para visitar la ciudad, cuando los palacios, las capillas y los museos se cubren de rosas y pérgolas de glicinias en flor.

    Podrás explorar jardines del Renacimiento, comprar productos frescos en el mercado y celebrar las emocionantes fiestas de Semana Santa. Reserva tu hotel en Florencia en primavera y disfruta de la cara más alegre de la ciudad.

    1

    Visita los museos menos conocidos de Florencia

    • Familias
    • Historia

    ¿Viajas a Florencia durante las vacaciones de Semana Santa y quieres ahorrarte las largas colas de las galerías de la Accademia y de los Uffizi? Apuesta por visitar los museos menos conocidos de la ciudad. Puedes ver los tesoros de las expediciones egipcias de manera gratuita en el Museo Arqueológico, situado en el Palazzo della Crocetta, del siglo XVII, en Via della Colonna.

    En el Museo di Storia della Scienza, en Palazzo Castellani, a orillas del río Arno, el telescopio original de Galileo te maravillará. Y si quieres ver magníficas estatuas de Miguel Ángel junto al principal monumento de Florencia, el Duomo, acércate al Museo dell'Opera del Duomo, situado detrás de la catedral, mucho menos masificado que los museos más populares.

    foto de Sailko (CC BY-SA 3.0) modificada

    2

    Compra en ferias de artesanía y mercadillos

    • Ir de compras
    • Comida

    El centro de exposiciones situado tras las murallas de la Fortezza da Basso se llenan de puestos de artesanía para la Mostra Internazionale dell'Artigianato. En esta feria de arte y artesanía, que se celebra durante la última semana de abril, encontrarás objetos de cerámica únicos y joyas hechas a mano. También puedes acercarte hasta el mercado callejero de San Lorenzo, de estilo más relajado y con descuentos en productos de piel durante la temporada baja.

    Otro planazo durante tus vacaciones primaverales en Florencia es visitar la feria Antique Fiorentino, en la Piazza Santo Spirito, el segundo domingo de cada mes, donde se congregan más de 100 vendedores. Y si quieres comprar miel y plantas, el famoso mercado agrícola de Fierucola, celebrado el tercer domingo de cada mes, te acerca los productos de la campiña toscana.

    foto de Freepenguin (CC BY-SA 3.0) modificada

    3

    Celebra la Semana Santa como uno más

    • Parejas
    • Familias

    El Viernes Santo, la ciudad de Grassina, a unos ocho kilómetros del centro de Florencia en dirección sureste, acoge una procesión de centuriones romanos que recrea la Pasión de Cristo. El Domingo Santo, la Piazza del Duomo se llena de gente para ver el espectáculo pagano de la Explosión del Carro (Scoppio del Carro en italiano). Tras la misa de Pascua, se prende una carreta ornamentada repleta de fuegos artificiales con la mecha bendita de un cohete con forma de paloma. Ese día, las campanas del Duomo repican a las 11:00 para dar inicio a este antiguo ritual.

    4

    Disfruta de óperas clásicas y conciertos

    • Parejas
    • Grupos

    En vísperas de la Semana Santa, Florencia se llena de música mediterránea y obras de Mozart durante la Semana de Música Sacra del Mundo. Los altares renacentistas de la Chiesa di Santo Stefano al Ponte, a orillas del río, se inundan de sinfonías corales y misas de réquiem. En abril también empieza el festival de música Maggio Musicale Fiorentino, que dura dos meses.

    Las espléndidas actuaciones sinfónicas tienen lugar en las galerías doradas del teatro municipal, el Teatro Comunale. En el cercano Teatro Piccolo se puede asistir a la ópera en un ambiente más íntimo y acogedor.

    foto de Nicola (CC BY-SA 4.0) modificada

    5

    Pasa el día en los jardines renacentistas

    • Familias
    • Fotos
    • Aventuras

    Florencia se inunda de flores al llegar la primavera (¡de ahí su nombre!). Abandona la comodidad de tu hotel para recorrer los espléndidos paseos y setos que rodean el palaciego Jardín de Bóboli, donde florecen las camelias. La misma entrada te dará acceso al Jardín Bardini, repleto de estatuas renacentistas restauradas y con el embriagador aroma de las glicinias en flor. En el jardín botánico de Via Micheli, de entrada gratuita, podrás pasear entre urnas, fuentes y robles antiguos.

    La primavera florentina es el momento perfecto para ver la ciudad desde una perspectiva diferente, por ejemplo, a bordo de un barco tradicional o barchetti por el serpenteante río Arno. Camina durante un kilómetro bajo los arcos del Corredor Vasariano, una estructura cubierta que une el Palazzo Vecchio y el Palazzo Pitti, y continúa por los arcos medievales del Ponte Vecchio.

    Organiza tu viaje

    ¿Por qué reservar con Hoteles.com?

    Alerta de viaje

    Consulta las restricciones por el COVID-19.

    Leer más
    Volver al principio

    Maps