Guías de

Una guía de viajero para Ámsterdam: una dosis de arte y arquitectura entre los canales y las bicicletas de la capital de los Países Bajos.

Búsqueda de hoteles

Una escapada a la ciudad de Ámsterdam permite recorrerla de diversas maneras: camine por sus calles empedradas flanqueadas por elegantes casas urbanas, únase a los ciclistas locales por los senderos arbolados del Vondelpark, o navegue por los canales desde su hotel en Ámsterdam.

Cómo orientarse

Los tres canales principales(grachts), Herengracht, Keizersgracht y Prinsengracht, rodean el centro de la ciudad como una herradura. En su extremo norte está la Estación Central (Centraal Station). La calle principal, Damrak, que pasa por el Palacio Real, termina en la plaza Dam. Hacia el este se encuentra la antigua zona portuaria y, al oeste, el barrio Jordaan, lleno de contrastes: antes poblado por los trabajadores y ahora lleno de tiendas, bares y restaurantes. Hacia el sur encontrará las zonas turísticas de las plazas Leidseplein y Rembrandtplein, desde donde podrá ir al Vondelpark y al Barrio de los Museos.

Los Grandes Maestros y la cultura moderna

Pocos lugares en el mundo tienen tantas obras de los Grandes Maestros por metro cuadrado como el Barrio de los Museos de Ámsterdam. Uno cree que conoce obras como Los Girasoles de Van Gogh o la teatral La Ronda Nocturna, de Rembrandt , por haberlas visto en innumerables afiches y postales, pero nada se compara con verlas en persona. Los tesoros culturales acechan tras las fachadas de las casas de los canales de Ámsterdam, como las habitaciones del siglo XVII en Amstelkring cerca del Barrio Rojo. El calendario cultural de Ámsterdam incluye el festival musical de verano, Canal Festival, y el Winterparade, festival de teatro y música que se celebra en Diciembre.

La vida nocturna de la ciudad

Es típico de una escapada a Ámsterdam pasarse una velada indolente en un bar, en un club nocturno con restaurante (supper clubs) o en un pub a la antigua. En el antiguo barrio de Oude Kerk (Iglesia Vieja) cerca de la plaza Dam se encuentra el Barrio Rojo, uno de los lugares turísticos más insólitos de Europa. Los ‘bares marrones', denominados así por sus interiores manchados de nicotina, abundan en Zeedijk cerca de la Estación Central, Jordaan y sobre la calle Utrechtsestraat, cerca de la plaza Rembrandtplein. En De Pijp y en Jordaan se encuentra comida de todo el mundo, desde Siria hasta Surinam. Durante el verano, en el Vonderlpark se celebran eventos musicales gratuitos.

Historia y apogeo

En el museo Amsterdams Historisch Museum, se vislumbra la época de oro de Ámsterdam, el siglo XVII. En la Casa de Ana Frank, a 10 minutos a pie de la plaza Dam, los recuerdos de la Segunda Guerra Mundial cobran vida en el Anexo Secreto, donde ella escribió su diario. Un paseo por el Jordaan muestra su transformación de barrio de clase trabajadora a comunidad cosmopolita creativa.

Compras eclécticas

Los amantes de la buena comida acuden los sábados al mercado Farmers' Market en Jordaan para buscar mozzarella ahumada y crepes. Del otro lado de la ciudad, las barcazas del Bloemenmarkt en el canal Singel forman el único mercado de flores flotante del mundo. Boutiques excepcionales llenan las De 9 Straatjes (las 9 Calles) en Jordaan, donde se puede comprar moda holandesa en Van Ravenstein, o probar el calzado vanguardista de Yvette Riemersma en Antonia.

Diversión familiar

El edificio Nemo, con su forma de barco, alberga un centro de ciencias prácticas próximo a la Estación Central, con vistas de la ciudad desde el café del último piso. Una excursión por el canal es entretenida y se adapta a todas las condiciones climáticas, con paradas intermedias, como el parque Artis, que tiene el zoológico más antiguo del continente europeo, un planetario y un acuario. Los días soleados invitan a un picnic en el Vondelpark, donde se puede alquilar una bicicleta tándem, bicicletas para niños o patines en línea.