Gales cuenta con muchos pueblos pintorescos repletos de mitos y folclore que vale la pena explorar. Por todas partes, desde las neblinosas montañas del norte hasta las bahías del sur, escucharás historias de dragones, reyes celtas, recolectores de berberechos y mineros de carbón. Para conocer de verdad el país y sus raíces, nada como dirigirte a las localidades más humildes.

    Los pueblecitos y aldeas repartidos por todo el país te darán una visión de la historia y la cultura de Gales que no encontrarás en las ciudades más grandes. Algunos son maravillosos pueblos costeros con casas de campo y tabernas; otros destacan por su arquitectura italiana y española, que podría calificarse como "peculiar". En nuestra guía con los pueblos más pintorescos de Gales encontrarás lugares de todo tipo.

    1

    Beddgelert

    Leyendas y mitos de las montañas galesas

    Beddgelert está protegido por las escarpadas montañas y los valles salpicados de ovejas del parque nacional de Snowdonia, a unos 30 minutos en coche desde la ciudad fortificada de Caernarfon. Está rodeado de minas de cobre y colinas coronadas con antiguas fortalezas, pero la estrella indiscutible del pueblo es el pico de la montaña más alta de Gales: Snowdon.

    Entre los galeses, Beddgelert es conocido sobre todo por su importante papel en la leyenda del perro Gelert. Si quieres rendir homenaje al protagonista de esta melancólica historia de fidelidad, visita la tumba del famoso can en las afueras del pueblo. Después de un largo día explorando los alrededores, puedes reponer fuerzas en el centenario Royal Goat Hotel del centro de la villa.

    Mapa
    2

    Portmeirion

    Descubre las mansiones italianas del norte

    El peculiar Portmeirion es fruto de la imaginación del arquitecto británico sir Clough Williams-Ellis. Este pueblo en el corazón de Gwynedd fue construido entre 1925 y la década de 1970 como una oda a la extravagancia y los distintos estilos arquitectónicos. Para llegar, dirígete hacia el estuario del río Dwyryd por la carretera A487 que sale del parque nacional de Snowdonia.

    Empieza el día en la piazza central, donde las mansiones de estilo italiano conviven con las torres góticas y las fachadas del barroco europeo. En este escenario, rematado con arboretos de palmeras y pinos; una plaza sacada de un cuento de hadas llamada Battery Square, y un panteón de estilo germánico, te parecerá imposible creer que estás en el norte de Gales.

    Mapa
    3

    Llangrannog

    Una centenaria iglesia junto al mar

    Llangrannog es un pueblo situado junto a uno de los salientes de la costa de Ceredigion y bañado por las aguas del canal de San Jorge. La mayoría de los visitantes llegan para pasar el día desde el núcleo turístico de New Quay, aunque la localidad comercial de Cardigan también se encuentra a menos de media hora en coche.

    El murmullo del río Hawen divide el pueblo en dos al abrirse paso hacia el mar desde las colinas del interior de Gales, y en ambas orillas hay lomas verdes pobladas con robles y aliagas, así como encantadoras casas de campo de tonos pastel que se concentran junto a una pequeña playa de guijarros y arena. La iglesia de San Carantoc vigila la entrada al pueblo con sus tumbas cubiertas de líquenes donde descansan bardos celtas y marineros.

    Mapa
    4

    Tintern

    Una de las ruinas monásticas más hermosas del Reino Unido

    El valle de Wye protege el pueblo de Tintern, que está a poca distancia de la frontera con Inglaterra. Alrededor de él se arremolinan pequeñas colinas salpicadas de bosques de pinos y granjas, mientras que en el centro de la villa las protagonistas son las fachadas de piedra de los pubs, con chimeneas y menús tradicionales de lo más apetecible.

    El pueblo en sí oculta otro atractivo que atrae a cientos de visitantes cámara en mano cada año. Hablamos de la abadía de Tintern, unas ruinas monásticas que se remontan al siglo XII. Hoy en día, es un conjunto protegido de grado I con imponentes contrafuertes y ábsides góticos, además de claustros y habitaciones donde vivían los monjes.

    Mapa
    5

    Port Eynon

    El sabor del mar y la costa del sur

    Port Eynon, en Swansea, fue en otra época un próspero pueblo donde se cultivaban ostras y se extraía sal del mar. Las huellas del pasado siguen siendo visibles en las ruinas de la Salt House y las pozas entre las rocas de los muros del puerto centenario. Este pequeño pueblo está a unos 35 minutos en coche desde Swansea y es uno de los destinos estivales más populares de la península de Gower.

    Casi rozando el mar encontrarás unos cuantos pubs con mucho carácter y cafeterías acogedoras, además de los habituales locales de fish and chips, que comparten espacio con los puestos de venta de cubos y palas repartidos por el pueblo. Cuando llega el buen tiempo, la playa más popular es el arenal del norte, que queda al este de Horton, mientras que en invierno, los caminos por los promontorios sobre Culver Hole se llenan de senderistas disfrutando de las vistas.

    Mapa
    6

    Solva

    Piérdete por un encantador pueblo pesquero de Pembroke

    Solva es un minúsculo pueblo anclado en la imponente costa de Pembrokeshire, al norte de la bahía de St Bride. La subida y la bajada de la marea cambian por completo su apariencia. Cuando el nivel del agua sube, acaricia los muelles y los pubs, pero, cuando baja, deja al descubierto un estuario cubierto de cangrejos y salpicado de esquifes pesqueros varados.

    Las rutas alrededor de Solva son insuperables si lo tuyo son las vistas al mar y los paseos vigorizantes por el litoral. El sendero costero de Pembrokeshire serpentea hacia el este y el oeste mientras deja atrás impresionantes promontorios. A la ida, tropezarás con el arenal oculto de la playa de Porthmynawyd y, a la vuelta, quizás veas a las marsopas chapotear en la bahía de Caerfai.

    Mapa
    7

    St Fagans

    Descubre la riqueza de la historia y la cultura de Gales

    En el pueblo de St Fagans, al oeste de Cardiff, puedes viajar al Gales de otro tiempo. Está a tiro de piedra del bullicio de la moderna capital y a unos 20 minutos en coche por una de las carreteras principales desde el mismísimo corazón de Cardiff. St Fagans no solo es un próspero suburbio de la ciudad, también es el hogar del galardonado Museo Nacional de Historia St Fagans.

    Cuando entres por sus puertas te sumergirás en la cultura y el patrimonio de Gales a lo largo de los siglos. Verás una recreación de una explanada minera del siglo XIX, además de antiguos colegios y granjas, muchos de los cuales son edificios protegidos. Justo en el centro, se encuentra el castillo de St Fagans, que se remonta al siglo XIII.

    Mapa
    8

    Merthyr Mawr

    Iglesias con bonitos jardines y suaves dunas

    Merthyr Mawr se extiende junto a la orilla del río Ogmore, justo al lado de Bridgend; para llegar, tendrás que abandonar la autopista M4 que se dirige hacia Swansea. Este pueblo pequeño y pintoresco está salpicado de casas de campo con tejados de paja y jardines rebosantes de flores.

    Uno de los atractivos del pueblo es la encantadora iglesia de Merthyr Mawr, que se remonta a la Edad Media y tiene un cementerio que en los meses de primavera parece llenarse de vida con la aparición de las campanillas. Por su parte, en las cercanas dunas de Merthyr Mawr Warren, puedes ver las colinas de arena más altas de Gales, además de restos de fortalezas de la Edad de Hierro y castillos en ruinas.

    Mapa
    9

    Rhossili

    Los vientos del extremo de Gower

    El pueblecito de Rhossili se encuentra sobre un escarpado promontorio, como si se aferrara a la tierra en el extremo de la península de Gower. Es justo el tipo de pueblo que esperarías encontrar en un Área de Destacada Belleza Natural. La iglesia de Santa María, que ocupa el centro de la villa, se remonta al siglo XIII y tiene un monumento conmemorativo del marino Edgar Evans, que acompañó al Polo Sur al oficial de la Marina Real Robert Falcon Scott.

    El enorme arenal de la playa de Llangennith, con sus ocho kilómetros de extensión, se encuentra justo bajo Rhossili y, la verdad, resulta difícil escapar de su atractivo. Además, es una de las mejores playas para hacer surf en todo el país. La encantadora isla mareal de Worm's Head reúne a colonias de focas que puedes ver si te aventuras por los senderos de la costa.

    Mapa
    10

    Porthgain

    Los productos del mar galeses en su máxima expresión

    La pequeña aldea de Porthgain es uno de los secretos mejor guardados del parque nacional de la Costa de Pembrokeshire. Búscala escondida en una grieta del litoral oeste de Gales, a unos 15 minutos en coche desde St Davids. La aldea tiene un puerto lleno de encanto con aguas que se vuelven de un azul más propio del Mediterráneo cuando brilla el sol.

    Si te alejas de los muelles tropezarás con las pequeñas posadas y tabernas que se han ganado a pulso la fama de servir un marisco galés de primera calidad. Muy cerca se encuentra el sendero costero de Pembrokeshire, que te llevará a un rincón increíble donde nadar: la Laguna Azul, una antigua cantera de pizarra inundada que encontrarás un poco más al este.

    Mapa
    11

    Hay-on-Wye

    Libros y autores en el Hay Festival

    • Familias

    El bonito pueblo de Hay-on-Wye se encuentra en la orilla de un río y justo en la frontera con Inglaterra. Además, es un auténtico paraíso para los amantes de los libros, ya que cuenta con bastantes librerías de segunda mano y se celebra el famoso Hay Festival, un encuentro anual que en poco tiempo ha pasado de ser una atracción local a uno de los eventos literarios más importantes del año. A este festival de diez días que se celebra a finales de mayo acuden grandes autores y miles de aficionados a la literatura.

    El pueblo es una típica aldea galesa, llena de encanto y espíritu rústico, con un pequeño castillo y unos cuantos pubs locales.

    Mapa
    12

    Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch

    Un nombre tan largo que rompe nuestro sitio web

    • Fotos
    • Asequible
    • Poco común

    Este pueblo de Gales ostenta el título de tener el topónimo más largo del Reino Unido y también es uno de los más largos del mundo. El pueblo en sí no ofrece muchos atractivos aparte de unas cuantas casas, un par de pubs, una oficina de correos y una estación de tren. Aun así, es divertido visitarlo, aunque solo sea para hacerse una foto junto al cartel con el nombre de la localidad.

    Su peculiar nombre proviene de la antigua iglesia del pueblo y su traducción del galés sería "Iglesia de Santa María en la hondonada del avellano blanco cerca del rápido remolino de Llantysilio de la cueva roja". En la estación de tren hay un cartel (bastante útil, por cierto), que incluye la escritura fonética de este nombre de 58 letras. ¿Te animas a intentar pronunciarlo?

    Mapa
    Joseph Francis | Colaborador/a habitual

    Organiza tu viaje

    Alerta de viaje por el COVID-19

    Es posible que las atracciones y las actividades que aparecen en nuestras guías se vean afectadas. Consulta las recomendaciones locales antes de viajar.

    Volver al principio

    Maps