Castilla y León: esa comunidad autónoma tan mágica, repleta de pueblos con encanto, de paisajes naturales dignos de admiración y de la gastronomía más castiza. Si tuviéramos que hablar de todo lo que ofrece, créenos: con una sola vida no sería suficiente. Así que hoy te traemos las 10 rutas que no puedes perderte por sus lares. Desde etapas características del camino de Santiago, hasta rincones escondidos en la naturaleza en los que transportarte a lo que te parecerá otra realidad. Si lo tuyo es el senderismo, conectar con la Madre Tierra y descubrir los recodos rurales que alberga la geografía española, echa un vistazo a estas rutas y embárcate en la que más te guste (¡o en todas!).

    1

    Parque natural del Cañón del Río Lobos

    Un entorno que te parecerá un mundo diferente

    Este impresionante espacio protegido se extiende por Soria y Burgos, y se trata del cañón formado por la erosión del río que le da nombre. Ya sea a caballo, en bici o a pie, podrás elegir entre casi una veintena de rutas de diferente dificultad en las que admirar sus enormes paredes de piedra caliza, sus cuevas y sus acantilados, famosos por el majestuoso vuelo de buitres y águilas: un paisaje especialmente peculiar que te hará desconectar y sentirte a solas con la naturaleza. Pero el misticismo que ciñe el lugar no se limita a su panorama natural. Cuando quieras volver a conectar con el lado humano que forma parte de la historia de este enclave, visita la ermita de San Bartolomé, de la que se cuenta que formó parte del convento templario de San Juan de Otero. ¿Qué mejor toque a tu viaje por la naturaleza que una pincelada de historia?

    Ver alojamientos cercanos
    Mapa
    2

    Descubre el valle de Valdeón

    Mucho más que un valle…

    La cordillera Cantábrica y de los Macizos Occidental y Central de Picos de Europa resguardan entre sus cumbres, como si de un tesoro se tratase, el extenso valle de Valdeón. Por su situación, solo se puede acceder desde alguno de los puertos de montaña que comunican el municipio. Aprovecha para salir desde el puerto del Pontón, imprégnate de la naturaleza de la región durante el camino, y, cuando llegues, ve pensando qué quieres hacer, porque las opciones son muchas. Rutas a caballo, espeleología, barranquismo, esquí de travesía… De todo, menos aburrirte.

    Ver alojamientos cercanos
    Mapa
    3

    Asómate a Galicia

    Atrévete con una de las rutas más respetadas

    Si quieres aventurarte en una de las etapas más famosas del Camino de Santiago, no puedes perderte la que va desde Las Herrerías de Valcarce hasta O Cebreiro, a la entrada de Galicia. Esta subida del Camino Francés es de las más temidas (por ser la de mayor ascenso), pero también de las más bellas y apasionantes. Desde el principio te adentrarás en impresionantes parajes naturales que combinan vistas de montaña, prados ganaderos, aldeas de piedra y bosques atlánticos que ya huelen a Galicia. Cuando por fin llegues a la meta, disfruta: O Cebreiro es famosa por sus pallozas, casas prerromanas que hoy en día dan cobijo a los peregrinos. Y, por supuesto, tenemos que nombrar el Santuario de Santa María la Real, donde, según cuenta la tradición, se produjo un milagro allá por el siglo XV… No te desvelamos más, pero te aseguramos que la subida merece la pena.

    Ver alojamientos cercanos
    Mapa
    4

    Burgos: mucho más que una ciudad de renombre

    Adéntrate en sus aldeas y descubre nuestra historia

    La belleza de Burgos no se limita a su capital, sino que la provincia entera está cargada de joyas por descubrir. ¿Te animas? Una de las mejores formas de hacerlo es seguir la ruta que sale desde Belorado y llega hasta Agés. Pasarás por pequeñas aldeas recónditas del paisaje castellanoleonés, y cruzarás los Montes de Oca, que durante la Edad Media fueron refugio de bandidos que acechaban a los peregrinos para asaltarlos. Pero esos tiempos ya pasaron: hoy en día lo único que debe preocuparte de esta zona son sus rampas. Al llegar a Agés, vale, sí, puedes descansar. Pero no te vayas sin visitar los famosos yacimientos de Atapuerca, a un tiro de piedra de la localidad meta de tu recorrido. Reconocidos como Patrimonio de la Humanidad, su valor es incalculable a la hora de entender la evolución humana, y es que sus restos datan de hace unos 1 500 000 años. Casi nada, ¿eh?

    Ver alojamientos cercanos
    Mapa
    5

    Recorre el camino entre Foncebadón y Ponferrada

    Un viaje con el "bolsillo cargado"

    Sabemos que son muchos las razones por los que los peregrinos se deciden a recorrer el Camino de Santiago, y esta etapa que va desde Foncebadón hasta Ponferrada es un fiel resumen de muchas de ellas. El recorrido está marcado por duras pendientes que no hacen sino añadir satisfacción al llegar a los puntos más emblemáticos, y durante el mismo tropezarás con pequeñas aldeas de roca, un impresionante puente medieval o incluso el castillo templario de Ponferrada. Consejo: no olvides echar al bolsillo una piedra antes de emprender tu viaje. Parece un aviso un poco extraño, pero tiene sentido (no es que nos hayamos vuelto locos), y es que durante esta ruta se alcanza el punto más alto del Camino, donde la tradición manda dejar una pequeña piedra que hayas cargado desde casta junto a la Cruz de Ferro. Ya sabes, no te quedes sin aportar tu “granito de arena”.

    6

    Pueblos y gastronomía: la mejor combinación

    Llénate el estómago con los mejores manjares de Castilla y León

    La etapa que sale de Rabanal del Camino y llega a Villafranca del Bierzo está repleta de subidas y bajadas, y ya te adelantamos que te van a encantar los pueblecitos que irás encontrando por el camino. Más concretamente, nos referimos a El Acebo y Molinesca. En el primero te fascinarán sus calles, con antiguas casas de pizarra o la iglesia de San Miguel de Arcángel. Y, cuando te acerques a Molinesca, asegúrate de llegar con hambre: los restaurantes del lugar (enfocados al peregrinaje) te ofrecerán lo mejor de la gastronomía leonesa, como la cecina en canutillos de membrillo, el botillo berciano o el solomillo de buey. Se nos hace la boca agua con tan solo nombrarlos…

    7

    ¿Te suena la ruta circular de los Picos de Europa?

    Un recorrido en el que poner a prueba tu resistencia

    Hay muchísimas formas de conocer los Picos de Europa, pero la que te traemos aquí solo es apta para los más valientes. Se trata del Anillo de Picos, tres rutas diferentes (Vindio, Extrem y Tres macizos) en los que podrás poner a prueba tu destreza física al tiempo que descubres las maravillas naturales de este parque nacional. Los tres circuitos se combinan entre sí para formar uno solo. Un Anillo Único digno de relatos épicos. Te avisamos: los terrenos son pedregosos e irregulares, y el clima a estas alturas supone un reto añadido. No es que queramos asustarte, pero los Picos, sin lugar a dudas, infunden respeto.

    Mapa
    8

    Rumbo a Hontanas

    ¿Quién dijo que el destino es lo más importante de un viaje?

    Es cierto que no es fácil despedirse de Burgos tras ser partícipes de la belleza que rezuma, pero no creas que después la cosa empeora: para nada. Si te diriges a Hontanas, podrás ver durante el camino trozos de antigua calzada romana prácticamente intactos y atravesarás los graneros más importantes de la península. Cruzarás el río Urbel por un precioso puente medieval, y llegarás a Hornillos del Camino, parada indispensable. Allí podrás visitar un yacimiento arqueológico en el que se encuentran los restos de un antiguo asentamiento romano o la espectacular iglesia de San Román. Pero aún no hemos acabado: sigue caminando y finalmente podrás ver a lo lejos la torre de la iglesia de Hontanas, señal de que has llegado a tu destino. Regálate el descanso que te mereces y hazle un regalito a tu paladar. ¿Qué mejor lugar para probar la morcilla o el queso de Burgos?

    9

    Astorga, toda una maravilla leonesa

    Prepárate para sorprender tanto a tu vista como a tu paladar

    ¿Nunca te ha pasado que llegas a un sitio y te quedas con la boca abierta sin haberte imaginado por un momento todo lo que verías allí? Eso es precisamente lo que ocurre cuando visitas Astorga. El palacio de Gaudí o la catedral de esta capital de comarca son esos tesoros que hacen que, solo por verlos, el viaje merezca la pena. El recorrido desde Foncebadón es precioso, repleto de pueblos con encanto. Y, por si en Astorga no te da tiempo a degustar la gastronomía de la zona, aprovecha estas aldeas para probar el cocido maragato, tradicional y rico, muy rico. Además, traemos buenas noticias para aquellos que no pueden vivir sin su bicicleta, ¡y es que la ruta Astorga-Foncebadón es ideal para hacer a dos ruedas!

    Ver alojamientos cercanos
    Mapa
    10

    Vega de Liordes: un mirador sin rivales

    Perderse por las montañas nunca había sido tan emocionante

    Ponte en situación: imagina que estás en mitad de una extensa pradera y todo lo que hay alrededor son montañas. Idílico, ¿verdad? Pues en la Vega de Liordes este es justo el panorama que encontrarás. Se sitúa en la parte alta del Macizo Central de Picos de Europa, y al llegar a ella podrás sumirte en un remanso de paz y relajación. Eso sí, si con eso no te basta, la encrucijada de caminos a los que invita no tiene desperdicio, por no hablar de que también sirve como base para algunas escaladas. Sube hasta Peña Regaliz o hasta Torre Salinas y contempla el valle también desde las alturas. Toda una experiencia repleta de emociones.

    Mapa

    Organiza tu viaje

    Maps