¿Cuáles son las 5 playas más escondidas y menos conocidas de Andalucía? Porque pelearte por un sitio en la playa a primera hora de la mañana en pleno agosto no es lo tuyo y quieres poder disfrutar de un poco de espacio en tus chapuzones. Descubre nuestro ránking.

    1

    Cala de Enmedio, Almería

    Snorkeling en las aguas cristalinas de Cabo de Gata

    • Asequible
    • Familias
    • Fotos

    Las playas del Parque Natural de Cabo de Gata en Almería tienen un encanto especial. Esto es debido a que están en un enclave protegido: a su alrededor sólo se ve naturaleza, el paisaje desértico del Parque. Una de ellas es la Cala de Enmedio, una playa de poca profundidad, aguas cristalinas y rodeada de acantilados blancos. Es un lugar perfecto para refugiarse con gafas y aletas y disfrutar haciendo snorkeling.

    Para acceder a ella tendrás que recorrer en coche un camino no asfaltado hasta la Cala del Plomo, y desde allí un camino a pie (de unos 20 minutos aproximadamente) que sale del aparcamiento. Te recomendamos llevar calzado cómodo, agua y algo de comer (ya que en la playa no hay servicios de ningún tipo), e intentar no ir en las horas centrales del día para evitar el calor durante la caminata.

    Reservar ahora

    Ver alojamientos cercanos
    Mapa
    2

    Calas de Roche, Cádiz

    Acantilados para refugiarse del viento de Levante

    • Asequible
    • Familias
    • Fotos

    Cádiz tiene muchas playas preciosas, increíbles e incluso paradisíacas, pero tienen un “pero” y es el viento de Levante. Las Calas de Roche no son la típica estampa de playa gaditana como pueden ser la Playa de Bolonia, Valdevaqueros o Caños de Meca.

    Las Calas de Roche son pequeñitas, escarbadas en acantilados de tonos rojizos y con mareas bravas dependiendo del viento. Las calas de Roche es una muy buena opción cuando hay Levante porque están resguardadas y, además, cuando no lo hay, porque están mucho menos concurridas. Eso sí, si la marea está alta puede que quede poco espacio para colocar la toalla y tomar el sol.

    Reservar ahora

    Mapa
    3

    Playa de Doñana, Huelva

    La playa perfecta para dar infinitos paseos mirando al Atlántico

    • Asequible
    • Familias
    • Fotos

    En la Playa de Doñana, y en toda la Costa de la Luz, podrás disfrutar de largos paseos por la arena mirando al Atlántico y sin aglomeraciones. Esta playa en concreto fue nombrada así por el famoso Parque Nacional, y se accede a ellas desde la más concurrida Playa de Matalascañas.

    Aquí tampoco hay duchas, ni chiringuitos, ni servicios, así que debemos ir preparados para pasar un día de playa con comida y bebida. Lo que sí se encontrará es la tranquilidad y el espacio para un chapuzón en las frescas aguas del Atlántico.

    Reservar ahora

    Mapa
    4

    Cala del Barranco de Maro, Málaga

    Arena negra y agua sorprendentemente refrescante muy cerca de Nerja

    • Familias
    • Fotos
    • Aventuras

    La Cala del Barranco está en Maro, un pueblo con mucha menos afluencia que su vecina Nerja. Lo que si tienen en común las playas de estos dos pueblos son las aguas cristalinas y refrescantes (la temperatura es baja si la comparamos con otras playas del Mediterráneo) y las piedrecitas que salpican la arena negra.

    Hay que ir en coche, es de más difícil acceso que las playas urbanas de Nerja (hay que andar entre 10 y 15 minutos para acceder), pero merece la pena la tranquilidad.  Eso sí, no tiene chiringuito, por lo tanto, recomendamos llevar botella de agua y algo de comida si se va a pasar el día allí.

    Reservar ahora

    Mapa
    5

    Playa El Cambrón, Granada

    Pequeña playa donde disfrutar del silencio

    • Asequible
    • Familias
    • Fotos

    Granada no es solo la Alhambra y Sierra Nevada. La provincia de Granada tiene algunas playas con encanto aún sin explotar, debido precisamente a que no es un destino tan típico de playa de la costa andaluza como pueden ser la Costa del Sol o la Costa de la Luz. Un ejemplo de ello la playa del Cambrón, en Salobreña.

    80 metros de largo por 20 de ancho donde reina la tranquilidad para una jornada de sol y agua salada.  Eso sí, se recomienda llevar calzado adecuado porque en lugar de arena hay las piedrecitas típicas de las playas de la zona. 

    Reservar ahora

    Mapa
    Ana Garcia Mellado | Colaborador/a habitual

    Organiza tu viaje

    Maps