Si el calor y las muchedumbres no van contigo, el mejor momento para visitar Milán es la primavera, entre abril y mayo. Un momento perfecto para saborear un café en la terraza de una cafetería y observar a la gente paseando por las plazas. Reserva un hotel en Milán en primavera, disfruta de los aperitivos al aire libre y prepárate para recibir las prendas de la temporada en la ciudad de la moda.

    1

    Aperitivos junto al canal

    La primavera marca el inicio de la temporada de las terrazas. A partir de las 18:00, los bares y restaurantes junto a los canales de los barrios de Navigli y Porta Ticinesese llenan de lugareños y visitantes que quieren sacar el máximo partido al aperitivo y degustar los quesos y fiambres italianos.

    Más tarde, puedes cenar en las terrazas al aire libre de los restaurantes tradicionales de la zona, visitar las vinotecas y cervecerías, o quedarte hasta tarde en las discotecas de la zona.

    2

    Pícnic en el parque

    • Parejas
    • Familias
    • Comida

    Ninguna escapada a Milán en primavera estaría completa sin darte un paseo o hacer un pícnic en el Parco Sempione, el parque más grande de la ciudad, con un espacio ajardinado de 47 hectáreas. Compra pan italiano recién hecho, jamón de Parma y queso gorgonzola en algún establecimiento gourmet y móntate un delicioso pícnic en la extensa pradera o junto al lago.

    No te pierdas la fuente diseñada por De Chirico. Después, puedes tomarte algo y escuchar música en la terraza cubierta o en la planta de arriba, donde encontrarás bares modernos como el Bar Bianco , justo en el parque.

    3

    Semana de la Moda de Milán

    • Parejas
    • Ambiente nocturno

    Rodéate de modelos, famosos, diseñadores y las últimas tendencias en uno de los eventos de moda más importantes de todo el mundo, que se celebra todos los meses de marzo en Milán. En la Semana de la Moda de Milán se muestran las colecciones de otoño/invierno en diversos lugares, como el Palazzo Reale y el centro de exposiciones Fiera Milano City.

    Aunque el acceso está limitado a profesionales del sector, bares, restaurantes y discotecas de la ciudad organizan numerosos eventos de moda. Ponte tus mejores galas y únete a otros amantes de la moda para tomarte un cóctel en locales como el Bar Principe, en el Hotel Principe di Savoia.

    4

    Historia y cultura gratis

    La primavera es una estación ideal para disfrutar gratis de los museos, galerías y palacios históricos de Milán. Durante la Settimana dei Beni Culturali (Semana del Patrimonio Cultural), que se celebra al comenzar la primavera, todos los museos y galerías públicos abren sus puertas de manera gratuita.

    A finales de mayo, las elegantes residencias privadas hacen lo propio durante la jornada de puertas abiertas o Cortili Aperti. Entre los edificios de estilo art nouveau situados en Corso Venezia que han abierto al público se incluyen Palazzo Castiglioni y Casa Fontana Silvestri.

    5

    Milán en flor

    Los jardines públicos de Milán, conocidos como Giardini Pubblici, viven su máximo esplendor en primavera. Ubicados al final de Via Manzoni, ofrecen un remanso de paz en el que descansar de las compras antes de volver al hotel. No te pierdas los jardines que se encuentran al sur de Via Palestro, pertenecientes a la Villa Real. Cuando los jardines se llenan de color, la fiesta de las flores, conocida como Orticola, inunda todo el parque.

    En el barrio de los canales de Milán, al sur del centro de la ciudad, Naviglio Grande también se inunda de color durante el mes de abril en el festival Fiori e Sapori (Flores y Sabores). Recorre los puestos de flores y galerías de arte para desconectar del bullicio de la ciudad.

    foto de stefano Merli (CC BY-SA 2.0) modificada

    6

    Excursiones primaverales de un día

    • Parejas
    • Familias
    • Fotos
    • Aventuras

    La primavera es el momento perfecto para visitar el lago de Como, el tercer lago más grande de Italia, que se encuentra tan solo a 40 kilómetros al norte de Milán. Allí, encontrarás elegantes villas y pueblecitos junto al lago con un paisaje alpino de fondo. En primavera, las coloridas flores y los balcones llenos de plantas contrastan con los cielos azules y el olor de las glicinias y las rosas flotando en el ambiente.

    Tómate un café o un helado de fruta al aire libre en la localidad de Bellagio, ubicada junto al lago. Cógete un ferri y plántate en un abrir y cerrar de ojos en los jardines repletos de flores de Villa Monastero, donde podrás disfrutar de sus terrazas, esculturas y maravillas botánicas.

    Organiza tu viaje

    ¿Por qué reservar con Hoteles.com?

    Alerta de viaje

    Consulta las restricciones por el COVID-19.

    Leer más
    Volver al principio

    Maps