Con unas vacaciones de verano en Berlín podrás recorrer mercados al aire libre por la mañana y pasar la tarde de relax en la terraza de cualquier cervecería o con un paseo junto al río Spree. Reserva un hotel en Berlín para descubrir la ciudad con el mejor clima.

    1

    Excursiones para días de sol

    • Parejas
    • Familias

    Sal temprano de tu hotel de Berlín y deja atrás el bullicio de la ciudad. En Wannsee, un lago a unos 20 minutos en S-Bahn al suroeste del centro, encontrarás a los berlineses tomando el sol en las Strandkörbe, o tumbonas con toldo, nadando en el agua o construyendo castillos de arena.

    Quizá quieras aprovechar y montar en ferri hasta la isla de los Pavos Reales, un lugar declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco con extravagancias románticas de la antigua Prusia ocultas en bosques de robles.

    2

    Frondosas cervecerías con terraza

    ¿Buscas disfrutar de una cerveza fresquita? Te recomendamos hacerlo bajo los manzanos del Heinz Minki, en Kreuzberg, o charlando con los amigos en una de las mejores cervecerías con terraza del mundo, Prater, un local de ambiente relajado en Prenzlauer Berg.

    Los domingos por la mañana, los berlineses realizan su peregrinación semanal por los bosques de Tiergarten hasta el Café am Neuen See, junto al lago, para tomar el Frühschoppen, o aperitivo antes del almuerzo.

    3

    Un baño refrescante

    En los días calurosos, la animación se traslada al río. Es ahí adonde acuden los berlineses para disfrutar de las playas urbanas, y es que casi todos los barrios cuentan con una. Los veinteañeros más modernos revisan su bronceado, y el de los demás, en Badeschiff, en Kreuzberg, una barcaza convertida en piscina en el río Spree con ambiente de fiesta, música de DJ y hamacas.

    Por su parte, Kinderbad Monbijou, en la zona de Mitte, cuenta con piscinas para niños, césped para tumbarse y vistas desde el agua de la Fernsehturm, la torre de televisión.

    foto de Carlos ZGZ (CC0 1.0) modificada

    4

    Mercadillos al aire libre

    • Ir de compras

    En las escapadas estivales a Berlín, las compras más divertidas se realizan al aire libre. Eso sí, hay que levantarse temprano para conseguir las mejores gangas en los mercadillos de la ciudad. Los berlineses saben convertir esta actividad cotidiana en un ratito agradable y aprovechan después para ponerse al día de los cotilleos con un café o con un brunch. La intensidad de las especias flota en el ambiente en el mercado turco, junto al canal en el barrio de Kreuzberg. Aquí los puestos rebosan de brillantes aceitunas, queso feta y todo tipo de hierbas aromáticas.

    Si quieres comprar alimentos orgánicos y disfrutar de una atmósfera de barrio tranquilo, te recomendamos Kollwitzplatz, en Prenzlauer Berg. Los fines de semana, los coleccionistas acuden al mercadillo de Strasse des 17. Juni para buscar todo tipo de tesoros.

    foto de Estefanía Ruiz (CC BY 2.0) modificada

    5

    Actividades al aire libre

    Cuando suben las temperaturas, es hora de disfrutar de senderismo nórdico, rutas en plena naturaleza y recorridos a dos ruedas en los pinares de Grunewald. En verano, miles de berlineses se ponen sus patines de línea para participar en la Skate Night Berlin, que se celebra los domingos. También te recomendamos unirte a uno de los grupos pequeños de las excursiones en bicicleta de Fat Tire, que recorren las atracciones del centro y el Muro de Berlín.

    Y, si quieres ver la ciudad a vista de pájaro, atrévete a subirte en el Berlin Hi-Flyer, uno de los globos aerostáticos amarrados más grandes del mundo. Para contemplar el paisaje berlinés desde el agua, puedes embarcarte en un taxi acuático y navegar por el Spree.

    foto de Reinhard Link (CC BY-SA 2.0) modificada

    6

    Festivales veraniegos

    Si tienes pensado viajar a Berlín en verano, quizá quieras aprovechar para asistir a algunos de los mejores festivales de la ciudad. Los ritmos del mundo y los bailes en las calles del Carnaval de las Culturas, que se desarrolla en Kreuzberg a finales de mayo, celebran la diversidad cultural de la capital alemana, mientras que los más marchosos pueden unirse a las festividades del Orgullo junto a las extravagantes caravanas del desfile del Christopher Street Day.

    Imagina escuchar ópera en la calle. ¿Te apetece? Pues reserva con antelación las entradas para el Classic Open Air, que se celebra en julio en Gendarmenmarkt. También puedes ver películas bajo un cielo estrellado. Para ello debes acudir al Freiluftkino, un festival de cine al aire libre que tiene lugar en Kreuzberg entre mayo y agosto. El Festival Internacional de la Cerveza de Berlín se celebra en agosto en Karl-Marx-Allee y rivaliza en tamaño con el Oktoberfest gracias a sus 2,2 km de carpas de cerveza y bandas de música en vivo.

    foto de Panic (CC BY-SA 3.0) modificada

    Organiza tu viaje

    ¿Por qué reservar con Hoteles.com?

    Maps