Hoteles en Santillana del Mar

Buscar hoteles en Santillana del Mar

  • Paga ahora o cuando llegues al hotel en la mayoría de habitaciones
  • Cancelación gratuita en la mayoría de las habitaciones
  • Precio garantizado

Explorar Santillana del Mar

Descubre Santillana del Mar

Las calles empedradas teñidas de verde musgo nos revelan la historia de Santillana del Mar. La villa de las tres mentiras, porque ni es santa, ni es llana ni tiene mar. Todo en ella es digno de admiración: las casonas, la colegiata de Santa Juliana y el palacio de Velarde, entre otras muchas cosas. Pero al interés histórico se suman una interesante agenda cultural, el comercio de artesanía y productos locales y, por encima de todo, las cuevas de Altamira.

Hoteles en Santillana del Mar

La calidad de los hoteles de Santillana del Mar es excelente como comprobarás leyendo las opiniones de otros huéspedes. La belleza de la arquitectura típica de la zona y del entorno natural en el que se erige la población se suman al esmero en la atención al público de los hoteleros. El resultado es una estancia que no deja indiferente a nadie. En definitiva, la categoría “hoteles con encanto” se hace extensiva a toda la oferta de esta región. Aquí te ayudamos a encontrar las mejores ofertas de hoteles en Santillana del Mar, desde habitaciones modestas hasta suites con bañera de hidromasaje.

Dónde alojarse en Santillana del Mar

Santillana del Mar recibe principalmente un turismo sosegado, atraído por la naturaleza, la gastronomía y las visitas culturales. Los establecimientos hoteleros pretenden ser parte de esa experiencia. Algunos han reformado construcciones de gran valor histórico del que pueden disfrutar los huéspedes. Un buen ejemplo de ello es el Parador de Santillana de Gil Blas, situado en la plaza Mayor, en la hermosa casona de los Barreda-Bracho. También encontramos hoteles de cuatro estrellas, hostales y apartamentos turísticos con jardines, barbacoa y áreas de juego en zonas comunes para disfrutar de un rato de distensión después de un día intenso.

Qué ver en Santillana del Mar

La villa de Santillana del Mar, que tiene sus orígenes en el siglo VIII, es un conjunto histórico-monumental con un entorno natural insuperable. No sigas una ruta prefijada. Deja que el instinto te guíe por las calles y presta mucha atención a la arquitectura y los elementos ornamentales. Entra hasta el claustro de la colegiata de Santa Juliana. Admira las torres de Merino y Don Borja, la casa de la Parra, el palacio de Velarde, el de Barreda y el de Tagle, la casa de Leonor de la Vega y un largo etcétera. Cuando veas una puerta abierta, asómate por ella. Probablemente sea una tienda donde podrás comprar productos locales y artesanía bellísima. A solo dos kilómetros del pueblo se encuentran las famosas Cuevas de Altamira. Te recomendamos planificar la visita con antelación, porque por aquí pasan 250 000 visitantes cada año y sería una pena quedarte sin entrada.

Cómo llegar a Santillana del Mar

Si viajas en coche desde Madrid, Barcelona, Santander o Bilbao, llega hasta Torrelavega y toma la salida a Barreda para enlazar con la CA-131 hasta Santillana del Mar. Desde Asturias, toma la A-8 hasta la salida 234 Puente San Miguel y busca la CA-131. Todas las rutas están muy bien señalizadas y no tendrás problemas para llegar al destino. En cuanto a otros medios de transporte, los aeropuertos más cercanos son el de Santander (30 kilómetros) y Bilbao (135 kilómetros) y las estaciones de tren más próximas son las de Puente San Miguel y Barreda, ambas a 10 kilómetros.