Hoteles en Calella

Buscar Hoteles en Calella

Acumula 10 noches y consigue 1 gratis*

Busca nuestros precios secretos en hoteles seleccionados

  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
  6. 6
  7. 7
  8. 8
  9. 9
  10. 10
=

Oferta del día

desde110€100€
Ver las ofertas en Calella

Paga ahora o cuando llegues al hotel en la mayoría de habitaciones

Cancelación gratuita en la mayoría de las habitaciones

Garantía de mejor precio

Explorar Calella

Hoteles en Calella

Calella es un popular destino de vacaciones con espléndidas playas de arena que parecen extenderse hacia el infinito, aguas limpias y calmas y avenidas rodeadas de palmeras, todo ello a menos de una hora de la gran oferta cultural de Barcelona. Podrás distinguir muchos domingueros que se acercan desde la ciudad a disfrutar del agradable ambiente de esta localidad durante el fin de semana, además de los habituales turistas internacionales que pueblan sus playas y sus bares. Gracias a su gran éxito entre los turistas, Calella cuenta con una amplia oferta de hoteles para satisfacer las necesidades de todo el que quiera regalarse unas vacaciones de sol, buena gastronomía y playa.

Qué ver en Calella

La playa de Calella es el principal atractivo de la ciudad, con sus más de dos kilómetros de arena dorada donde relajarse bajo el sol. Durante los meses de verano a menudo está llena de gente, lo que añade diversión al ambiente. Si quieres encontrar un sitio a la sombra de una palmera te conviene llegar temprano; aunque siempre puedes alquilar una colorida sombrilla para protegerte del sol. Cuando haga demasiado calor, refúgiate en el parque Dalmau, construido alrededor de un antiguo refugio antiaéreo. Explora los senderos arbolados y los jardines bien cuidados mientras los niños se divierten en el parque infantil o aprovecha las zonas de pícnic para merendar algo. Al norte de Calella se encuentra Water World, un gran parque acuático que atrae a visitantes de toda la Costa Brava. Lo pasarás en grande en sus coloridos toboganes de agua, probando atracciones como los Kamikaces, donde descenderás a una velocidad de hasta 37 kilómetros por hora, o relajándote en la piscina de olas. Los niños pequeños adoran la Kiddie Island, con toboganes a su medida y otras atracciones.

Hoteles en Calella

La mayoría de los hoteles de Calella han sido diseñados para los turistas, que solo quieren relajarse, y ofrecen habitaciones limpias y cómodas, piscinas al aire libre y muchas de las instalaciones que esperarías encontrar en un complejo turístico de vacaciones tradicional. La mayor parte de los hoteles de Calella tienen entre tres y cuatro estrellas, por lo que puedes un alojamiento de buen nivel, con bares, restaurantes, clubs infantiles, salas de juegos y animación. Algunas habitaciones están equipadas con aire acondicionado para los meses más cálidos, además de balcones para salir a disfrutar de la brisa marina por las noches. También dispondrás de servicios como caja fuerte, televisión por satélite, cuarto de baño privado y bidé.

Dónde dormir en Calella

A pesar de ser un destino turístico, Calella conserva su encanto tradicional, como verás al pasear por sus calles repletas de cafeterías y boutiques, entre bonitos edificios de piedra con tejados rojos y contraventanas. Al acercarte a la playa empezarás a notar la influencia de los visitantes internacionales: hay una gran cantidad de bares tanto típicos españoles como de temática extranjera, muchos de ellos con terrazas donde tomar algo disfrutando de las vistas al mar. La ciudad cuenta con una excelente selección de restaurantes de marisco y exquisita gastronomía mediterránea, además de cocina internacional para adaptarse a todos los públicos. Al ponerse el sol se encienden las luces de neón de los pubs y discotecas y empieza la animada vida nocturna, aunque no es tan intensa como en otras localidades de la costa del Maresme.

Cómo llegar a Calella

El aeropuerto de Barcelona-El Prat se encuentra a solo 50 minutos en coche de Calella, y muchos turistas aprovechan la oportunidad de alquilar un coche ahí mismo para explorar las inmediaciones. Pero también hay muchos taxis y servicios de transporte privado para moverse desde el aeropuerto; en temporada alta se recomienda reservar con antelación. También hay autobuses directos desde el aeropuerto de Barcelona hasta la zona de Sant Jaume, en Calella, cuyo trayecto dura unos 90 minutos. Calella cuenta además con una estación de trenes con conexiones a Barcelona y a otras ciudades de la costa.