Hoteles en Altea

Buscar hoteles en Altea

Descubre precios secretos en hoteles seleccionados

Estos precios no están disponibles para todo el mundo.

Paga ahora o cuando llegues al hotel en la mayoría de habitaciones

Cancelación gratuita en la mayoría de las habitaciones

Precio garantizado

Explorar Altea

Altea es un destino ideal para los que quieren disfrutar de los encantos del mar y descubrir un interesante legado histórico sin moverse del sitio. Todos los pueblos que han pasado por estas tierras han ido dejando vestigios de su cultura y de su forma de vida. Íberos, romanos y musulmanes se asentaron en esta zona de la costa mediterránea para disfrutar de su clima privilegiado y su estratégica ubicación. Tanto si te gustan las vacaciones de sol y playa como si prefieres recorrer pedazos de historia o el entorno natural de sus costas y sierras, Altea es justo lo que estabas buscando.

Qué ver en Altea



No te pierdas las playas de Altea: sus ocho kilómetros de costa abarcan tanto zonas de acantilados y pequeñas calas como tramos de arenales de gran tradición para el turismo. En pleno casco urbano podrás relajarte en La Roda, una agradable playa de grava con limpias aguas y todos los servicios que puedas necesitar. O acércate al Mascarat, situada al norte de la localidad, una ensenada protegida bajo la impresionante sierra de Bernia. Y después de un día de playa, no te puedes perder los encantos del casco antiguo de Altea, formado por bonitas callejuelas empedradas repletas de casas blancas entre las que asoma el interminable mar. Desde la parroquia de Nuestra Señora del Consuelo, cuyas curiosas cúpulas destacan en la parte más alta de la ciudad, disfrutarás de unas vistas espléndidas de la bahía. Para otra panorámica de postal, dirígete al mirador de los Cronistas/strong>, desde el que se divisa todo el pueblo frente al mar.

Hoteles en Altea



Importante destino turístico de la costa alicantina, Altea cuenta con una amplia oferta de alojamiento, que abarca desde sencillos hostales económicos en pleno casco antiguo hasta grandes complejos de apartamentos con terraza privada y envidiables vistas al mar. Si quieres concederte un lujo sin igual, también encontrarás hoteles de cinco estrellas con enormes piscinas al aire libre y amplios jardines donde relajarte a la sombra de una palmera antes de disfrutar de los magníficos servicios del spa.

Dónde dormir en Altea



Los que viajan a Altea por turismo, pueden elegir entre alojarse en la playa o en el casco urbano. La primera opción es ideal para las familias que buscan la tranquilidad del mar y un fácil acceso a la playa. Los que se decanten por el casco viejo, podrán disfrutar de la amplia oferta de ocio de esta ciudad, que en los meses estivales alcanza su punto álgido con las fiestas veraniegas.

Cómo llegar a Altea



La principal vía de acceso por carretera a Altea es la autovía del Mediterráneo, que la comunica con Alicante, al sur, y Valencia, al norte. Si no quieres optar por el coche o el autobús, es posible llegar en tren rápido a Alicante y tomar el tren metropolitano que lleva directamente a Altea. El aeropuerto más cercano es el de Alicante-Elche, situado a unos setenta kilómetros. Desde ahí, podrás llegar a Altea en autobús o alquilar un coche, lo que te permitirá recorrer toda la costa o descubrir las espléndidas sierras de Alicante.