Hoteles en Combloux

Buscar hoteles en Combloux

Descubre precios secretos en hoteles seleccionados

Estos precios no están disponibles para todo el mundo.

Oferta del día

Ver las ofertas en Combloux

Paga ahora o cuando llegues al hotel en la mayoría de habitaciones

Cancelación gratuita en la mayoría de las habitaciones

Precio garantizado

Explorar Combloux

Hoteles en Combloux

En Combloux podrás admirar la brillante cumbre rosada del Mont Blanc y esquiar en alguna de sus maravillosas pistas. "La Perla del Mont Blanc" se encuentra entre la bulliciosa Chamonix y Megève y es un auténtico pueblo alpino. Aquí los edificios de madera rústica se mezclan con chalets rodeados de nieve y una pintoresca iglesia, todo enmarcado por enormes montañas. En inverno la práctica del esquí es excepcional y en verano se puede contemplar el todavía nevado Mont Blanc y caminar por prados salpicados de flores silvestres.

Qué ver

Si estás aprendiendo a esquiar podrás completar un tranquilo descenso en alguna de las pistas de la zona de esquí Les Portes du Mont-Blanc. Si tienes un poco más de experiencia, después de visitar la localidad podrás ponerte a prueba en alguno de los descensos de infarto. ¿Conoces la increíble sensación de pisar la nieve virgen? Se puede poner en práctica ese simple placer caminando a través de varios kilómetros de la nieve más pura que jamás hayas visto ayudado de unas raquetas de nieve. También puedes organizar una excursión a Igloo Village, donde podrás pasar la noche cómodamente durmiendo bajo nada más que un edredón grueso y el techo de hielo de un auténtico iglú. Si viajas en verano, puedes tomar el sol con las magníficas vistas panorámicas del reluciente Mont Blanc en el lago de montaña ecológico de Combloux. Diseñado para la natación, este lago artificial se calienta por el sol hasta los 26 grados.

Hoteles en Combloux

Los hoteles de dan la bienvenida a los turistas con balcones floreados y cornisas de madera. Al abrir la puerta del balcón, el pico dentado del Mont Blanc te dará cada mañana los buenos días. Tomarse un café en el balcón o disfrutar del increíble desayuno buffet de los hoteles es la mejor manera para coger fuerzas. También hay apartamentos en la ciudad que ofrecen todo tipo de comodidades, equipados con WiFi, televisores de pantalla plana y cocina.

Dónde alojarse

Combloux está muy bien ubicado cerca de las pistas y, pese a ello, el pueblo ha mantenido su esencia. El intenso desarrollo del turismo ha mermado el carácter de algunos pueblos alpinos, pero no aquí. En Combloux podrás dar un romántico paseo por sus calles tortuosas antes de dirigirte hacia alguno de sus restaurantes. En ellos se puede degustar un magnífico menú del día, unas exquisitas chuletas de tierno cordero regado con vino de la tierra y un ligero mouse de chocolate. Megève está a sólo un par de kilómetros de distancia y ofrece todavía más opciones de alojamiento, aunque en general más caras.

Cómo llegar a Combloux

Si quieres llegar a Combloux desde París u otra ciudad francesa puedes tomar el tren de alta velocidad TGV y cruzar las montañas hasta Sallanches. Una vez allí, lo más recomendable es coger un taxi o alquilar un coche para recorrer los cerca de 10 kilómetros que separan las dos localidades. Si decides aprovechar la extensa oferta de vuelos del Aeropuerto Internacional de Ginebra, a poco menos de 1 hora por carretera, podrás llegar fácilmente desde la terminal hasta Chamonix y luego coger un autobús local que te lleve a Combloux.