Hoteles en Kitzbühel

Buscar hoteles en Kitzbühel

Descubre precios secretos en hoteles seleccionados

Estos precios no están disponibles para todo el mundo.

Oferta del día

Ver las ofertas en Kitzbühel

Paga ahora o cuando llegues al hotel en la mayoría de habitaciones

Cancelación gratuita en la mayoría de las habitaciones

Precio garantizado

Explorar Kitzbühel

Hoteles en Kitzbühel

Kitzbühel es una pequeña ciudad medieval situada entre los magníficos y nevados Alpes de Kitzbühel, en el Tirol (Austria). Las calles adoquinadas de la ciudad serpentean alrededor de edificios pintados de amarillo y rosa e iglesias de paredes blancas con campanarios bulbosos. La ciudad ofrece un acceso inmediato a las pistas de esquí en polvo más impolutas de la región. Con inolvidables vistas de los campos verdes y surcados por ríos situados a menor altura, una colorida cultura local del café y una historia antigua y apasionante, Kitzbühel es la escapada ideal a la montaña.

Qué ver

Empieza el día en Kitzbühel visitando la iglesia de Santa Catalina. Construida en el siglo XIV, esta iglesia de estilo gótico presenta una altísima aguja, tiene un precioso interior en color cobre y un pintoresco claustro bordeado de árboles. Después, pasea por las calles adoquinadas sin coches, donde los amantes de las compras pueden tirar la casa por la ventana en las minúsculas tiendas de antigüedades y en las boutiques de alta costura. Haz un descanso para almorzar en el Reisch Dance Café, un famoso edificio en color rosa pastel construido en estilo clásico contemporáneo. En el verano, báñate en el cristalino lago de Schwarzsee, en las cercanías, y explora los kilómetros de rutas de senderismo y ciclismo que serpentean por el frondoso valle cubierto de verdor. En invierno, Kitzbühel ofrece un acceso inmediato a la enorme extensión de pistas de blanco inmaculado, en las que encontrarás desde enormes caídas en picado bajo el enorme Kitzbüheler Horn, a tranquilos senderos para esquí a campo traviesa y sencillas pistas de nieve en polvo para principiantes.

Hoteles en Kitzbühel

Al ser un destino turístico popular, en Kitzbühel hay alojamiento para todos los gustos y presupuestos. Si quieres una escapada paradisíaca, alójate en un maravilloso hotel de 5 estrellas de Kitzbühel. Alejados de las bulliciosas calles de la ciudad, estos enormes hoteles cuentan con piscinas cubiertas, deliciosa gastronomía europea, indulgente servicio de habitaciones y tratamientos de spa. Si estás deseando probar las pistas, pero tienes un presupuesto limitado, los hoteles de 3 estrellas del centro de Kitzbühel ofrecen auténticos alojamientos de tipo cabaña, con conexión Wi-Fi de alta velocidad y cómodas camas de matrimonio. Si viajas en familia o con un grupo de amigos y necesitas un alojamiento espacioso, puedes alojarte en uno de los numerosos apartamentos de alquiler.

Dónde alojarte

El centro de Kitzbühel es la zona ideal en la que alojarse para tener un acceso inmediato a las maravillas arquitectónicas, los estilosos cafés y las tiendas de bisutería, y disfrutar de las ventajas de tener teleféricos y telesillas que te llevarán a las pistas más altas de las montañas. En verano, te aconsejamos que te alojes al norte del centro. Esta zona algo más tranquila está situada justo bajo las frescas y cristalinas aguas del lago Schwarzsee, y cerca se encuentra la estación de tren, desde la que puedes hacer excursiones de un día a Múnich. Si buscas un poco de tranquilidad rural rodeada de verdor, alójate algo al sur de Kitzbühel, en la cercana localidad de Jochberg.

Cómo llegar a Kitzbühel

El aeropuerto internacional de Múnich tiene vuelos todo el año que lo conectan con los principales destinos de Europa continental y del Reino Unido. Desde el aeropuerto, toma el tren de alta velocidad a la estación de München Ost, en donde puedes hacer transbordo a un tren directo a Kitzbühel. Otra opción es llegar al aeropuerto de Innsbruck, que ofrece vuelos en la temporada de invierno y verano al aeropuerto londinense de Gatwick, a Bristol y Mánchester, y desde ellos. En el aeropuerto, alquila un coche económico o reserva un taxi y desplázate por las serpenteantes carreteras del valle, que atraviesan bosques de pinos y cadenas de montañas nevadas, hasta llegar al centro de Kitzbühel, con sus farolas iluminadas, en solo una hora.