Hoteles en Peñíscola

Buscar hoteles en Peñíscola

Descubre precios secretos en hoteles seleccionados

Estos precios no están disponibles para todo el mundo.

Oferta del día

desde35€
Ver las 17 ofertas en Peñíscola

Paga ahora o cuando llegues al hotel en la mayoría de habitaciones

Cancelación gratuita en la mayoría de las habitaciones

Garantía de mejor precio

Explorar Peñíscola

Peñíscola es una de esas pequeñas localidades costeras que, a pesar de la visita de miles de turistas cada verano, atraídos por sus espléndidas playas de arena fina y las cálidas aguas del Mediterráneo, ha sabido conservar gran parte de su encanto original, con un centro histórico bien cuidado, dominado por el imponente castillo del Papa Luna. Las preciosas casitas blancas de este municipio de Castellón forman un laberinto en el que perderse es un auténtico placer, sobre todo después de un día de sol, playa y exquisita gastronomía.

Qué ver en Peñíscola



El motivo principal para visitar Peñíscola son sus playas, entre las que destaca la playa Norte, con unos cinco kilómetros de longitud y todo tipo de servicios a tu disposición. Pero su casco antiguo no se queda atrás. Atraviesa el portal de San Pere para sumergirte en el intenso pasado de Peñíscola. Sube al castillo de Peñíscola, de origen templario, que se alza en la parte más alta de la ciudad y es conocido por haber sido residencia del Papa Luna. Admira también los restos que se conservan de la muralla medieval. Y al bajar no olvides pasar por el Museo del Mar. En las inmediaciones se extiende el Parque Natural de la Sierra de Irta, con una serie de senderos perfectamente señalizados para recorrerlos a pie, a caballo o en bicicleta y disfrutar de las maravillosas vistas desde sus acantilados. Por la noche, la avenida del Papa Luna es el punto de encuentro para los amantes de la fiesta. Los numerosos pubs y discotecas atraen a veraneantes de todas las edades.

Hoteles en Peñíscola



Al ser una localidad tradicionalmente turística, Peñíscola alberga una enorme oferta hotelera. Abundan los grandes hoteles con todo incluido: grandes edificios repletos de balcones con vistas al mar que ofrecen piscinas, animación y bufés de desayuno, comida y cena. Si buscas una experiencia aún más relajante, elige entre los hoteles con spa en Peñíscola. Otra opción es elegir entre los pequeños hoteles y hostales sencillos del casco antiguo, que te permitirán disfrutar de un alojamiento cómodo sin tener que gastar demasiado.

Dónde dormir en Peñíscola



Como cabe esperar en cualquier destino de sol y playa, la mayor parte de los hoteles y apartamentos de Peñíscola se distribuyen a lo largo de la playa. El paseo marítimo de Peñíscola está repleto de alojamientos de todas las categorías, muchos de ellos con vistas al mar y acceso directo a la playa. Si lo prefieres, puedes buscar un hotel en el centro histórico de la ciudad, alrededor de la zona del castillo, y disfrutar del encanto auténtico de esta localidad mediterránea.

Cómo llegar a Peñíscola



La estación de tren de Benicarló-Peñíscola se encuentra en realidad en el municipio de Benicarló, a siete kilómetros de Peñíscola, y comunica estas localidades con Valencia, Alicante, Sevilla o Málaga, entre otras ciudades. También hay diversas líneas de autobuses que permiten llegar desde otras partes de la península. Los aeropuertos en pleno funcionamiento más cercanos son el de Reus y el de Valencia, ambos a unos 150 kilómetros de distancia. La densa red de carreteras y autovías de esta zona te permitirá llegar cómodamente a otras localidades de la costa del Azahar, como Castellón o Alcoceber.