Hoteles en Fuerteventura

Buscar hoteles en Fuerteventura

  • Paga ahora o cuando llegues al hotel en la mayoría de habitaciones
  • Cancelación gratuita en la mayoría de las habitaciones
  • Precio garantizado

Explorar Fuerteventura

Hoteles en Fuerteventura

Fuerteventura, la segunda isla más grande del archipiélago canario, presume de amplias playas de arena dorada salpicadas de palmeras y flores de tonos rosados, así como de explanadas volcánicas de color ámbar que se extienden en pendiente por el terreno rocoso, pasan por antiguos pueblos y terminan en localidades turísticas rodeadas de naturaleza. Aunque cada una de dichas localidades proporciona algo distinto para cada visitante, desde una vibrante vida nocturna iluminada por la luz de los neones hasta tranquilas playas poco concurridas y actividades para familias, todas ofrecen mágicas vistas de las aguas turquesas bañadas por el sol.

Qué ver

Visita Corralejo, un importante núcleo turístico que ha sabido mantener su centro histórico, con sus estrechas calles repletas de casas de pescadores encaladas, palmeras inclinadas y puestos de venta tradicionales. Siguiendo la línea de playa, su extenso paseo marítimo vibra con la bulliciosa energía de las modernas cafeterías con terraza, las marisquerías y los tranquilos bares. Aunque lo más impresionante de Corralejo es el inmenso tramo de altas dunas de arena suave. Si quieres descubrir el estilo de vida tradicional de los habitantes de esta isla, dirígete al pueblo de Betancuria, situado en la costa oeste. Ubicado en un majestuoso entorno montañoso, las pequeñas calles de Betancuria están salpicadas de minúsculas capillas de piedra blanca y de zonas verdes con flores de tonos rosa y rojo. Después de un día bronceándote en este pequeño pueblo, recorre los escasos 20 kilómetros que lo separan de la capital de Fuerteventura, Puerto del Rosario. Las opciones de entretenimiento que ofrece son interminables, desde el puerto repleto de barcos y las amplias playas, hasta la diversa vida nocturna con tango en directo y asombrosas discotecas.

Hoteles en Fuerteventura

La amplia gama de complejos turísticos de Fuerteventura se adapta a todos los tipos de vacaciones. Si lo que quieres son unas lujosas vacaciones al sol en las que tu prioridad sea relajarte junto a la piscina y broncearte en la playa, los complejos turísticos de cuatro y cinco estrellas con servicio de mayordomo y habitaciones de gran tamaño son la opción ideal. Para una divertida escapada familiar, los hoteles de Fuerteventura ofrecen excelentes habitaciones dobles de tres estrellas con baño amplio, así como eventos para niños. Fuerteventura también cuenta con hoteles rurales, de estilo antiguo y de gestión independiente para aquellos que deseen unas vacaciones únicas inmersos en la cultura local.

Dónde alojarse

Corralejo es un lugar ideal para alojarte si buscas una magnífica mezcla equilibrada de todo lo que Fuerteventura pone a tu disposición: centro histórico, impresionantes playas y calles que se estremecen con los compases rasgados de guitarra. Corralejo también es la opción perfecta para los entusiastas de los deportes acuáticos, ya que cuenta con decenas de empresas con las que surcar las olas. Por otro lado, si te gusta la animada vida nocturna y los días de relax en la playa, Puerto del Rosario es una elección muy interesante. Si prefieres una localidad turística más orientada a la familia, con calles tranquilas y agradables playas, puedes alojarte en Morro Jable, al sur de la isla.

Cómo llegar a Fuerteventura

La forma más sencilla de llegar a Fuerteventura es en avión. Tras descender por el cielo despejado, aterrizarás suavemente en el aeropuerto de Fuerteventura y sentirás cómo el agradable aire cálido te rodea mientras bajas del avión. El aeropuerto ofrece vuelos frecuentes y asequibles durante todo el año a muchos de los destinos principales de Europa. Una vez que estés en el aeropuerto, móntate en un cómodo autobús o coge un taxi y relájate mientras te trasladan por el paisaje montañoso hasta tu destino. Gracias al tamaño reducido de Fuerteventura, la mayoría de los taxis y autobuses ofrecen servicio en toda la isla, pero para disfrutar de total libertad, alquila tu propio coche.