Hoteles y alojamiento en Moscú

Búsqueda de hoteles

  • Paga ahora o cuando llegues al hotel en la mayoría de habitaciones
  • Cancelación gratuita en la mayoría de las habitaciones
  • Precio garantizado

Explorar Moscú

Introducción a Moscú

Moscú, una de las ciudades más grandes y famosas del mundo, está repleta de lugares emblemáticos como el Kremlin, la Plaza Roja y la catedral de San Basilio. Ubicada junto al río Moscova, a la capital rusa se la conoce por su mezcla de arquitectura imperial y soviética, las galerías de arte y los museos, y su soberbia oferta de ballet y música clásica. Además, recientemente ha adquirido importancia como destino ideal para salir a comer y beber, o para ir de compras por sus exclusivas boutiques.

Hoteles en Moscú

Los hoteles de Moscú abarcan todo el espectro del alojamiento vacacional, desde establecimientos de prestigio internacional hasta hostales económicos. La ciudad es famosa por su lujo y los hoteles de gama alta de la ciudad no son ninguna excepción. En ellos encontrarás piscinas, spas con todos los servicios, restaurantes de categoría mundial y suites monumentales con bañeras de hidromasaje y vistas de la ciudad, entre otras exquisiteces. En lo que respecta a las opciones de bajo coste, los hoteles y hostales de Moscú suelen ofrecer wifi gratis y posiblemente otras prestaciones como cocinas comunes o aparcamiento. Las habitaciones son, por lo general, bastante compactas, y algunas que tienen descuento pueden ofrecer baño compartido.

Las mejores zonas para alojarse en Moscú

La zona de Begovoy, cerca del parque Petrovsky y del ornamentado palacio homónimo, es perfecta para aquellos viajeros que busquen estar cerca de lugares como el Kremlin, la Plaza Roja y la catedral de San Basilio. Por su parte, la bulliciosa calle Tverskaya es conocida por sus atracciones culturales, su elegante vida nocturna y sus tiendas exclusivas. En ella encontrarás también distintos teatros, el Museo de Arte Moderno de Moscú y el bonito bulevar Tverskoi. Un poco más retirado se encuentra Paveletskay, un barrio más económico con numerosos hoteles con descuento y buenas conexiones de transporte a las principales atracciones y al Aeropuerto Domodedovo.

Lugares de interés en Moscú

El Kremlin es uno de los enclaves más populares de Moscú y, probablemente, de todo el mundo. Esta majestuosa ciudadela fortificada situada en el centro de la ciudad es la residencia oficial del presidente ruso y todo un símbolo de la nación. Su interior alberga el Arsenal del Kremlin. La catedral de San Basilio es casi tan emblemática como el Kremlin, y se encuentra al otro lado de la Plaza Roja, corazón de la ciudad y sede del Museo de Historia y del Mausoleo de Lenin, de acceso gratuito. La catedral es un museo en la actualidad y se la conoce, sobre todo, por su extravagante arquitectura y sus vivos colores. Moscú también acoge famosas colecciones de arte. La Galería Tretyakov se especializa en arte ruso, mientras que en el Museo Pushkin es posible ver arte occidental, sobre todo obras impresionistas y postimpresionistas. Si buscas piezas más actuales, visita el Museo de Arte Moderno de Moscú. Y, para conocer la rica tradición moscovita de las artes escénicas clásicas, no te pierdas el Auditorio Tchaikovsky o el legendario Teatro Bolshói.

Cómo llegar a Moscú

Moscú cuenta con tres aeropuertos internacionales: Sheremétievo, Domodedovo y Vnukovo. La aerolínea nacional más importante de Rusia, Aeroflot, opera desde Sheremétievo, mientras que algunas de las aerolíneas de bajo coste vuelvan desde y hacia Domodedovo. Los tres aeropuertos se encuentran a distancias de entre 30 y 50 kilómetros del centro de la ciudad y disponen de conexiones por tren, autobús o taxi. Para desplazarte por Moscú tienes todo tipo de opciones: tren, autobús o trolebús, monorraíl, taxi y red de metro. Esta última es una de las redes subterráneas más extensas y concurridas del planeta, y es famosa por la belleza de sus estaciones. Muchas de ellas tienen lámparas de araña de cristal, murales y mosaicos ricamente decorados.

Guías de viaje de Moscú