Guías de

Descubriendo las 4 Basílicas Mayores de Roma en un Día

Búsqueda de hoteles

Si de algo hay de sobra en Roma, son iglesias. La Ciudad Eterna está repleta de templos cristianos, y cada uno de ellos es único. Pero si solo se dispone de un día para verlos, hay cuatro que no nos podemos perder: las basílicas mayores.

La primera es San Paolo Fuori le Mura. Situada en el sur de la ciudad, se supone que está construida encima de la tumba del apóstol San Pablo, por lo que no es raro ver peregrinos por sus alrededores. En la nave izquierda se encuentran los retratos de todos los papas que ha tenido la Iglesia Católica, y se dice que cuando no quede sitio para el siguiente, la Iglesia como institución se acabará. Aunque aún quedan muchos huecos, y puede que no lleguemos a saber nunca si la leyenda es cierta.

La segunda, San Giovanni in Laterano. La sede episcopal de Roma se encuentra en esta basílica, y, como curiosidad, aunque está en territorio italiano goza de extraterritorialidad y es propiedad del Vaticano. Es la más antigua, y la que tiene un rango superior de las cuatro basílicas mayores. En sus cercanías, al lado de la estación de metro de San Giovanni, se encuentra la Escalera Santa. Estos son los escalones que según la tradición subió Cristo en el Palacio de Poncio Pilato, y sólo se pueden subir de rodillas.

La tercera es Santa Maria Maggiore. Construida en el siglo IV, empezó a tener importancia cuando el papado volvió de Aviñón a Roma, ya que se convirtió en residencia papal hasta el traslado al Vaticano. Además de contemplar la belleza de la basílica en sí, es un lugar ideal para presentar respetos fúnebres: varios papas, San Jerónimo y el gran arquitecto Bernini están enterrados aquí.

Por último, San Pietro in Vaticano. Considerada la mayor iglesia de la cristiandad, aunque no es la capital de la diócesis, si es la que más eventos papales recoge. Por ello, hay gran variedad de hoteles cerca del Vaticano, y es un punto central del turismo de la Ciudad. La tumba de San Pedro y de muchos papas están situadas en el diversos puntos de la Iglesia, y está repleta de obras artísticas de pintores y escultores del Renacimiento.