Ir a la página principal.
Guías de

Visita a Estocolmo en 3 Días

Busca un alojamiento

La capital de Suecia es conocida por su belleza, sus museos, su llamativa arquitectura y la tranquilidad que puede respirarse en sus calles. Al formar parte de Escandinavia, la mejor época para visitar la ciudad es primavera y verano, cuando hace mejor tiempo. Cuenta con diversos monumentos y lugares de interés además de numerosos museos muy recomendables. ¡Esta es nuestra propuesta para un viaje de tres días!

Primer día

 

Tras salir de su hotel en Estocolmo por la mañana, acérquese a Gamla Stan, la ciudad vieja. El centro histórico es peatonal, por lo que recorrerlo tranquilamente a pie es muy sencillo. La mayor parte de los edificios datan de los siglos XVIII y XIX, aunque destacan sin duda la plaza mayor de Stortorget, el Palacio Real y la Capilla Real. En la calle principal (Västerlänggatan) y alrededores encontrará gran número de restaurantes y locales para comer. Por la tarde, súbase a uno de los barcos turísticos que permiten ver Estocolmo desde otra perspectiva. Hay varios cruceros, el recomendado por la oficina de turismo es el Barco Red-Sightseeing, de color rojo. Para tomar algo por la tarde y cenar, por qué no acercarse al centro y disfrutar por ejemplo del Scandic Grand Central Bar o el Guldbaren.

 

Segundo día

 

El segundo día, proponemos empezar la jornada con una ruta por los museos de la ciudad. El más importante sin duda es el Museo Vasa, conocido por albergar el único navío del siglo XVII que ha sobrevivido intacto hasta nuestros días, pero también merecen una visita el museo nórdico (Nordiska Museet) y el Museo Nacional de Estocolmo. Estos tres museos se encuentran muy cerca los unos de los otros, por lo que son perfectos para visitarlos en un día. A medio camino, además, puede comer en el Restaurante Bistro Jarl, donde se sirve el mejor råraka, un plato típico a base de patata y crepe de caviar. Por la tarde, si se quiere optar por visitas más ligeras, se pueden visitar el Museo Skansen, un parque zoológico ubicado en la isla de Djurgården, cerca de los museos Vasa y Nordiska y, por qué no, el ABBA museum, un museo 100% interactivo sobre el grupo ABBA. Para cenar, ¿por qué no hacerlo en el Restaurante del Museo de Arte Moderno?

 

Tercer día

 

El tercer día es perfecto para dedicarlo a las compras. Una buena zona es la calle comercial Drotninggatan, que queda muy cerca de los principales hoteles en Estocolmo. Para comer, se puede ir hasta la isla de Södermalm, donde se encuentran las cervecerías Pelikan y Kvarnen, que son dos de los locales preferidos por los suecos para tomar husmanskost, un plato tradicional. Tras visitar por la tarde esta zona de la ciudad, despídase de Estocolmo cenando en el bar Urban Dali, uno de los mejores de la ciudad.