Guías de

Porque me gusta París

Búsqueda de hoteles

Amor, luz, moda,...son muchos los adjetivos que nos vienen a la mente cuando oímos hablar de París, y es que la capital gala ha sido siempre y será un referente de distinción y elegancia alrededor del mundo.

A lo largo de mi vida París será posiblemente la ciudad que más he visitado y a la que nunca dejaré de visitar. Tenía tan solo tres años cuando por primera vez me deslizaba por la barandilla que rodea las escaleras de la célebre basílica de Sacre-Coeur, y puede que de aquella primera vez este sea mi único recuerdo, pero la sensación de felicidad que aun siento al pensar en ello es lo que me ha llevado a visitar sucesivas veces esta mágica ciudad.

Todos los veranos mis padres, mis abuelos, mi hermano y yo, nos montábamos en el coche y remolcando una caravana y una tienda de campaña, siempre que podíamos, hacíamos escala en París antes de alcanzar nuestro destino planeado para ese verano. Pasear por los campos Elíseos y a orillas del Sena, ver la ciudad desde la torre Eiffel, escuchar mágicas leyendas visitando Notre Dame...y sobretodo la mejor compañía en la mejor de las ciudades hacían de París un sueño hecho realidad.

Pero además París es una ciudad de la que pueden disfrutar desde los más mayores hasta los más pequeños. A tan solo unos kilómetros de distancia se encuentra Disneyland donde como dicen "los sueños y la magia se hacen realidad". Los pequeños, y os aseguro que los no tan pequeños también, disfrutareis perdiéndoos en los laberintos del jardín de Alicia en el país de las maravillas, intentando sacar la espada de Escalibur para ser declarado rey o porque no conociendo por fin a tu personaje de Disney favorito. Historia, diversión y tranquilidad para toda la familia en una sola ciudad.

Además se pueden encontrar miles de hoteles económicos en París, es una ciudad bien comunicada y de fácil acceso. Es simplemente la ciudad perfecta para unas vacaciones familiares o románticas, ¿la razón? yo diría que más que evidente su belleza y magia hablan por sí solas.