Ir a la página principal.
Guías de

Cómo llegar al centro de Roma desde el aeropuerto

Busca un alojamiento

Las mejores opciones para llegar al centro de Roma desde los aeropuertos de la ciudad.

Dos aeropuertos bien comunicados

 

La ciudad de Roma cuenta con dos aeropuertos internacionales.
El aeropuerto Giovanni Battista Pastine, al que se conoce como Ciampino, está situado a unos quince kilómetros de Roma. Por su parte el aeropuerto de Fiumicino (su nombre oficial esLeonardo da Vinci) se encuentra a unos treinta kilómetros de Roma en dirección al mar.
Ambos están bien comunicados y se puede escoger el medio más adecuado según las necesidades de cada uno.

 

Los autobuses, baratos y frecuentes

 

Tanto el aeropuerto de Fiumicino como el de Ciampino cuentan con servicio de autobús directo al centro de Roma y tienen su destino en la Estación Termini, quizá el punto mejor comunicado de Roma o a la Estación Anagnina, donde enlazan con el metro de la ciudad.
Es la alternativa más económica y la duración del viaje es de veinte minutos desde Ciampino y algo más de una hora desde Fiumicino, aunque hay que contar con que el tráfico de Roma es conflictivo en muchos momentos del día.
En ambos casos hay posibilidad de utilizar autobuses de transporte público o los de línea privada, algo más caros.

 

La opción más rápida: el ferrocarril

 

El aeropuerto de Fiumicino cuenta con su propia estación de ferrocarril de la que parten trenes hacia el centro de Roma.
La Línea FR-1 cuenta con diversas paradas y varias conexiones con el metro de la ciudad. El viaje dura unos cuarenta y cinco minutos. Existe la opción de utilizar también el Servicio Leonardo Express, que llega a Termini sin paradas, pero no tarda mucho menos que el regular y es bastante más caro.
En cuanto a Ciampino, no tiene estación propia, pero existe un autobús local que nos lleva a una próxima en menos de cinco minutos y por un precio insignificante.

 

El taxi como último recurso

 

Los taxis son una alternativa cara y están sujetos a los problemas de tráfico, aunque no se puede negar su comodidad.
Además pueden ser necesarios si la llegada se produce en horas de la madrugada, cuando los otros medios no funcionan.