Guías de

Còmo visitar Viena en un dìa

Búsqueda de hoteles

¿Busca usted una ciudad esplendorosa en la cual vivir un día inolvidable? Entonces no lo dude: Vienna. La Capital de Austria alberga tesoros arquitectónicos, sociales y musicales cuyo extracto permite disfrutar de una jornada excepcional. A modo de propuesta, consulte el estratégico plan que se detallará a continuación.

La esencia de Vienna en veinticuatro horas

 

Un óptimo aprovechamiento del tiempo indica que es mejor comenzar desayunando temprano en alguno de los cálidos cafés del casco viejo, dejándose envolver por la música clásica que enmarca un ambiente que hechiza al viajero. Luego se puede utilizar la mañana para pasear por el Centro Histórico y visitar la Catedral de San Esteban, un imponente edificio gótico del siglo XIV.

 

Cerca de allí, en Domgasse Nº 5, espera una antigua casa de Mozart, hermosa y con el atractivo de que ha regresado a ella desde Salzburgo -otra belleza de ciudad de Austria- el piano donde el maestro compuso sus últimas piezas. En el centro de la ciudad funcionan tiendas de delicatessen y de música que son un deleite para los sentidos, por lo que es viable realizar las compras en el correr de la mañana. Continuando con una organizada ruta es una buena idea dirigirse al popular Naschmarkt, el atractivo mercado callejero en la Wienzeile en el que, además de comida, se vende ropa y complementos.

 

Puesto que la hora de comer debe ser entre las 12:00 y las 13:00 horas lo mejor es haber reservado mesa en alguno de los buenos restaurantes del Naschmarkt, en los que se sirven desde especialidades exóticas de la gastronomía internacional hasta platos típicamente austríacos, como el Kaiserschmarm. El comienzo de la tarde puede dedicarse a recorrer la Ringstrasse para apreciar edificios como el Ayuntamiento, el Palacio Imperial, el Museo de Historia Natural y el Museo de Bellas Artes o Kurnsthistorisches, al cual debe dedicarse algo de tiempo para disfrutar de sus colecciones de pintura italiana y holandesa.

 

Desde este Museo y cruzando la histórica Heldenplatz o Plaza de los Héroes se llega al Palacio Imperial de Hofburg, antigua y fabulosa residencia de emperadores y nobles y, actualmente, del presidente de la República. A estas alturas de la tarde convendrá dirigirse a cenar, habiendo elegido el lujoso restaurante Albertina por su estratégico emplazamiento, porque un excelente broche de oro para este día es tener entradas reservadas para la Ópera de Viena, cuyas funciones suelen comenzar entre las 19:30 y las 20:30 horas.

 

Disfrutado este espectáculo y si aún quedan fuerzas, es agradable incursionar por la zona del casco viejo conocida como Triángulo de las Bermudas o por las calles por donde pasa la línea U6 de Metro, donde hay diversos bares y discotecas que serán el corolario de una jornada de emociones sin igual.