Ir a la página principal.
Guías de

Consejos para viajar por el Reino Unido

Busca un alojamiento

El Reino Unido tiene una posición estratégica en relación a su pequeño tamaño gracias a la influencia política y cultural, muchos visitantes se sorprenderan al ver lo pequeña que es en realidad. Con un tamaño menor a la mitad de Francia y empequeñecido por “el gigante”, Estados Unidos, el tamaño del Reino Unido es de unos 149.000 kilómetros cuadrados. Aunque el Reino Unido sea compacto, los visitantes que quieran explorarlo se enfrentan a una gran variedad de opciones de transporte para moverse, algunos más útiles que otros.

Si quieres moverte en avión por el interior del Reino Unido es, por regla general, inútil. La única excepción es viajar a Escocia desde Londres. Teniendo en cuenta que la mayoría de ciudades del Reino Unido están sólo a unas pocas horas de distancia, viajar en tren puede hacerte ahorrar tiempo, ya que si escoges volar la distancia es mínima y perderás más tiempo en el aeropuerto que lo que tardas en llegar con el tren. Además, los aeropuertos se sitúan generalmente en las afueras de las ciudades. Por otro lado, si comparás el precio de los billetes de tren y de avión entenderás que el ahorro es mínimo, además de contaminar menos viajando en tren. Viajar en avión por el interior del Reino Unido parece cada vez más ridículo.

Volar de Londres a Escocia, puede tener más sentido si usted tiene poco tiempo, dado que ahorrarás sólo un par de horas, quizás convenga más si esta de viaje de negocios que de viaje de placer.
Viajar en autobús de larga distancia puede ser la peor elección y experiencia. Es la manera más barata de viajar, pero no compensa ya que ahorrarás pocas libras, tardarás más y la experiencia en general y debe ser evitada. Dicho esto, los servicios de autobuses son a menudo la única manera de visitar lugares remotos y el autobús se convierte no sólo útil, sino indispensable. También es recomendable viajar en autobús cuando la distancia es menor, pero si la distancia es larga es mejor evitarlo.
Sin duda, la mejor manera de viajar por todo el Reino Unido es en tren. Es más barato y más ecológico que el avión y suele ser una experiencia placentera, a diferencia del autobús. La red ferroviaria del Reino Unido es muy amplia y fiable, en general. Los precios de los billetes pueden variar mucho, el mejor consejo es ser flexible en cuanto al horario y comprar el billete con una semana de antelación.

Tenga en cuenta que los billetes para viajar en hora punta (por ejemplo, llegar a Londres alrededor de las 09:00 AM) puede tener un precio desorbitado, por eso, es mejor evitarlos a toda costa. Además de estos consejos para ahorrar, las compañías de tren ofrecen ofertas para familias y descuentos en algunas líneas específicas. Un ejemplo es el billete flexible que ofrece la línea de autobúses Cornish, puedes viajar a cualquier lugar que ofrece esta línea en una semana. Al igual que con la mayoría de las opciones de viaje, muchos trenes estarán llenos de familias de vacaciones en verano, te harán pagar un suplemento por el billete de la mañana, muy atractivo para los amantes de la paz y la tranquilidad.