Ir a la página principal.
Guías de

Escapadas a Viena. 48 horas entre elegantes palacios imperiales, excelentes espectáculos de ópera y sofisticadas cafeterías

Búsqueda de hoteles

Durante tu escapada a Viena te cautivarán los palacios imperiales, los parques reales y las monumentales galerías de arte. En esta guía encontrarás toda la inspiración que necesitas para aprovechar al máximo tu estancia en un hotel de Viena.
Escapada a Viena. Día 1. Mañana.

Empieza la escapada a Viena con un café expreso al estilo austriaco y una auténtica tarta Sacher entre los candelabros del histórico Café Sacher. Con un breve paseo llegarás al magnífico palacio de Hofburg, hogar de la dinastía de los Habsburgo durante 600 años. Admira el cristal de Bohemia de los Apartamentos Imperiales y las relucientes joyas del Sacro Imperio Romano en la Cámara del Tesoro. Delante se encuentra el Burggarten, un precioso jardín repleto de esculturas. Desde aquí puedes sacar las mejores fotos del palacio o simplemente disfrutar de la espléndida vista. Paseando entre las flores llegarás a la Casa de las Mariposas, un magnífico invernadero de estilo art nouveau lleno de mariposas que revolotean entre las plantas.

Salida: Café Sacher.
Estación de metro más cercana: Karlsplatz

 

Tarde

Al lado de la Casa de las Mariposas podrás tomar una rica ensalada en la Casa de las Palmeras. Siéntate en la terraza y déjate bañar por el sol mientras contemplas el palacio de Hofburg. Después, nada como un paseo por la calle peatonal Kohlmarkt, al este de la Casa de las Mariposas, para ver los escaparates de tiendas como Bulgari o Chanel. Pasa por la pastelería Demel para comprar violetas azucaradas antes de dirigirte a la calle empedrada Graben con sus artistas callejeros y sus carruajes. Si sigues el rastro de las delicadas agujas podrás llegar a la cercana catedral de San Esteban, de estilo gótico. Sube la alta torre, de 173 metros de altura, y sitúate enfrente de las gárgolas para disfrutar de una vista espectacular de Viena.

Salida: Casa de las Palmeras
Estación de metro más cercana: Karlsplatz



Noche

Al atardecer, sube al tranvía 1, que recorre la zona de la Ringstrasse. Si bajas en la parada de Stubenring podrás llegar en dos minutos al mercado y taberna medieval de Griechenbeisl, cuyo origen se remonta al siglo XV. Siéntate bajo el arco para degustar un exquisito escalope vienés.

Salida: Ringstrasse
Parada de tranvía más cercana: Kärntner Ring



Escapada a Viena. Día 2. Mañana.

Empieza el día en el animado Naschmarkt comprando queso, especias y otros estupendos productos en sus puestos. Puedes sentarte a desayunar en una cafetería y observar el vaivén de los viandantes. Después, disfruta de un paseo de diez minutos hacia el norte y llegarás al enorme Museumsquartier, un conjunto de excelentes galerías de arte situadas alrededor de los antiguos establos imperiales. En este complejo cultural destacan museos como el MUMOK, construido con basalto, que alberga obras de Pop Art de Andy Warhol; o el Museo Leopold, con una impresionante colección de arte de expresionistas vieneses como Gustav Klimt o Egon Schiele. Siéntate a comer algo en el vanguardista Café Leopold.

Salida: Naschmarkt.
Estación de metro más cercana: Kettenbrückengasse



Tarde

Toma el metro en dirección este y en pocos minutos estarás en la extravagante KunstHausWien. La fachada curva y los coloridos mosaicos fueron elaborados a mano por el excéntrico artista y arquitecto vienés Friedensreich Hundertwasser. A continuación puedes atravesar el canal del Danubio para dar un paseo por las avenidas repletas de castaños del Prater. Si sigues la música del tiovivo y el olor del algodón de azúcar llegarás hasta la feria, donde se alza la emblemática Riesenrad, una noria de 65 metros de altura. Sube para divisar la ciudad completa a vista de pájaro.

Salida: KunstHausWien.
Estación de metro más cercana: Wien-Mitte



Noche

Pasa por el hotel para descansar un rato y arreglarte para salir. Prepárate para un plan nocturno de primera categoría, con una sesión de ópera o ballet en la Ópera Estatal de Viena, de estilo neorrenacentista. Se recomienda reservar las entradas con mucha antelación. Después del espectáculo, camina en dirección norte para degustar un cóctel de champán en un curioso bar en forma de violín, La Divina, que está dedicado a María Callas.

Salida: Ópera Estatal de Viena
Parada de tranvía más cercana: Wien Oper-Kärntner Ring


Descubre Viena con tus propios ojos desde uno de los hoteles en Viena de Hoteles.com