Ir a la página principal.
Guías de

Benidorm: neones, gastronomía y ocio entre rascacielos y playas siempre cálidas

Busca un alojamiento

Pocas ciudades están tan claramente vinculadas al ocio vacacional como Benidorm. Una bahía protegida de los vientos continentales, un clima privilegiado y playas infinitas de arena blanca lo explican. La proliferación de rascacielos la han convertido en "Beniyork", como algunos apodan esta ciudad alicantina, pero Benidorm ofrece también un buen número de monumentos interesantes, un excelente puerto deportivo y algunos de los mejores parques temáticos de Europa.

Playas, calas y otros tesoros


Aguas cristalinas, arenas blancas, fondos marinos deslumbrantes... Las playas de Benidorm son el sueño de cualquier amante de la costa y del mar. La playa de Levante es una de las más conocidas por su proximidad al centro urbano. Perfecta para familias con niños, en temporada alta hay que madrugar para encontrar el mejor lugar donde plantar la sombrilla. Menos concurrida es la playa de Poniente. Por su paseo marítimo, sus palmeras y su arena blanquísima es una de las preferidas de los habitantes de la ciudad. Entre ambas playas, se encuentra la cala de Mal Pas, más pequeña y menos bulliciosa.

Benidorm y sus monumentos


Si bien puede pasar inadvertida para muchos, lo cierto es que Benidorm cuenta con una herencia arquitectónica más que destacable. La iglesia de San Jaime y Santa Ana, en la que se conserva la imagen de la patrona de la ciudad, la Virgen del Sufragio, se encuentra en lo alto del cerro Canfali. Se construyó entre los años 1740 y 1780 y hoy se presenta ante el visitante como un precioso conjunto arquitectónico de colores azul, blanco y ocre. El mirador de la Punta del Canfali, también conocido como Balcón del Mediterráneo, divide la playa de Levante de la de Poniente.

 

El sabor de la gastronomía de Benidorm


Los placeres gastronómicos están garantizados en Benidorm desde que salen los primeros rayos de sol. Puedes desayunar mirando el océano mientras paladeas los deliciosos brioches de una de las pastelerías más renombradas, Yago. En el paseo marítimo de la playa de Levante, multitud de restaurante ofrecen paella y sangría a precios asequibles. Algunos restaurantes ponen a tu disposición hasta 23 variedades de arroz para preparar las mejores paellas de la zona. Un auténtico lujo. Por la "calle de los vascos", como se conoce a la calle de Santo Domingo, sirven deliciosas raciones de boquerones, sardinas y mejillones.

 

Neones, cerveza y pubs en la noche de Benidorm


Tras la puesta de sol, emerge otra gran ciudad deslumbrante de luces y animación. La oferta de bares y pubs en Benidorm es colosal, por lo que conviene seleccionar en base a tus gustos musicales y de ambientes. "The Red Lion" es uno de los más conocidos por sus pistas de baile, luminotecnia y enorme terraza. Las noches de Benidorm son unas de las más animadas de toda la Costa Blanca. Bares y pubs compiten por ofrecer los mejores espectáculos donde encontrar desde cabaret hasta actuaciones de humor y de baile.

 

Deportes para todos los gustos en Benidorm


Las excelentes condiciones climatológicas de la villa han forjado una gran tradición por los deportes náuticos. Cable-ski, vela, submarinismo, windsurf o el alquiler de catamaranes y yates son algunas de las propuestas disponibles. Grupos de senderistas se calzan sus zapatillas cada mañana en busca de las maravillas que esconden las montañas que rodean la villa. También es posible reservar las instalaciones del polideportivo municipal para practicar todo tipo de deportes, desde atletismo hasta petanca. Hay además organizaciones privadas que ponen a tu disposición boleras, clubes de billar, tenis o alquiler de bicicletas.