Guías de

Guía turística de Frankfurt: rascacielos, tabernas rústicas y una miríada de museos

Búsqueda de hoteles

Una escapada a Frankfurt conduce a los visitantes a rincones que sobrepasan los ostentosos rascacielos de la ciudad. Sus calles estrechas serpentean entre los edificios céntricos con parte de madera hasta alcanzar el dique del Río Meno y su procesión de museos de fama mundial. Reserve un hotel en Frankfurt si desea conjugar las pintorescas tabernas del Viejo Mundo con unas pinceladas de la sofisticada vida nocturna de la ciudad.

Arquitectura de contrastes

Para admirar las mejores y más impresionantes vistas de los rascacielos de Frankfurt, diríjase al puente de Eiserner Steg. La torre de Commerzbank, obra de Norman Foster, se alza al norte del Río Meno, junto al edificio de cristal y acero que alberga el Banco Central Europeo, hogar del Euro, y la Torre Main, con una altura de 200 metros Sin embargo, en los alrededores de la céntrica Römerberg, la ciudad cambia por completo. Rodeada de viviendas, cuya estructura ha sido reconstruida meticulosamente con madera, la plaza se abre para dar paso a la elevadísima catedral gótica de Kaiserdom. Un servicio de tranvía muy práctico, el Ebbelwei Express, conecta estos dos extremos de Frankfurt, atravesando velozmente los principales lugares de interés turístico.


Paseos culturales

El paseo peatonal jalonado por árboles que recorre el dique Main alberga todo el rosario de museos de la ciudad. Los cinéfilos se agolpan en el Museo Alemán del Cine, mientras los amantes del arte descubren a Rembrandt, Monet y Picasso colgando de las paredes del Museo de Städel. El escritor alemán más famoso, Goethe, nació en Frankfurt y su domicilio familiar del siglo XVIII, situado en el centro, se ha convertido en un genial museo. Por la noche, los habitantes de Frankfurt se toman una copa de champán en el balcón del teatro de la opera Alte Oper, antes de acomodarse en su interior.

 

Beber, comer y bailar

Las rústicas tabernas que se alinean a lo largo de las calles empedradas de Alt-Sachsenhausen, al sur del río, preparan las deliciosas especialidades de Frankfurt. Generosas porciones de jarrete de cerdo acompañan al Ebbelwei, el típico vino de manzana, parecido a la sidra, que se sirve en grandes jarras de piedra. A los habitantes de Frankfurt les gusta acercarse a Grosse Bockenheimer Strasse, conocido como Fressgass, para llevarse sus salchichas. Igualmente, disfrutan de su comida en los restaurantes gourmet que se agrupan alrededor del teatro de la ópera. Después está Fechenheim, un poco más al este, donde la conocida zona de discotecas de Frankfurt se centra en el súper club Cocoon del DJ Sven Väth.


Venga a uno de los hoteles en Frankfurt de Hotels.com y descubra la ciudad

Dónde alojarte

Descubre

Encuentra tus vacaciones perfectas en Fráncfort

Desde hoteles 400.