Ir a la página principal.
Guías de

Una guía de viajes para Roma: historia imperial, arte barroco y cocina clásica

Busca un alojamiento

Una escapada a Roma sumerge a los visitantes en la historia y la cultura. Reserve un hotel en Roma para explorar el legendario pasado y el vibrante presente de las ruinas revestidas de mármol, los palacios barrocos y las modernas galerías de arte de la antigua Roma.

Para ubicarse mejor

El río Tíber serpentea de norte a sur el lado oeste del centro de la ciudad. La basílica de San Pedro y la amurallada Ciudad del Vaticano, desde la ribera opuesta del río, miran al este hacia el centro histórico de Roma y sus famosas siete colinas. Piazza Navona y la impresionante Fontana di Trevi, apenas se cruza el río, son hitos de la Roma medieval y barroca. Más hacia el este se encuentra la enorme Estación Central (Roma Termini), mientras que el antiguo Coliseo romano y los derruidos palacios del Monte Palatino se encuentran al sudeste.


Cenar en Roma

Los restaurantes al aire libre con vista a la Piazza Navona sirven platos típicos romanos e italianos, como cremosos espaguetis carbonara y ternera a la saltimbocca. Los ñoquis al estilo romano se pueden saborear en las vernáculas trattorias del Trastevere, al sur del Vaticano. Las alcachofas fritas y otras recetas judeo-romanas son la especialidad del Ghetto, en la isla Tiberina, al norte de uno de los recodos del río Tíber.


Tres mil años de historia

Recorra páginas de la historia en cada esquina durante una escapada a Roma. Visite el antiguo lugar del nacimiento de Roma, el Monte Palatino; suba los peldaños diseñados por Miguel Ángel, desde el Monte Capitolino hasta los derruidos templos del Foro Romano. Calles que albergan palacios renacentistas lo conducirán hacia el norte, al centro histórico y a las fuentes de Piazza Navona, un antiguo estadio romano. El centro cristiano de Roma se encuentra en la margen opuesta del río Tíber, en la Ciudad del Vaticano, la sede pontificia. Además, hay cientos de iglesias para visitar por todo el centro de la ciudad.


De compras con estilo

Los romanos que visten a la moda recorren las calles repletas de tiendas alrededor de la Piazza di Spagna, al este del centro histórico. En esta zona también abundan las tiendas de antigüedades, mientras que el mercado de la Via Sannio, al sur de la ciudad, es el sitio ideal para adquirir ropa vintage. Los amantes del buen comer tienen una cita obligada en las tiendas gourmet como Castroni, al norte de la Ciudad del Vaticano, y en el mercado de Campo dei Fiori. El mejor mercadillo tiene lugar todos los domingos por la mañana en Porta Portese, en el Trastevere, al sur del Vaticano.


Romance en Roma

Roma está repleta de sitios discretos para disfrutar de momentos románticos. Las calles de su hotel en Roma pueden llevarlo al río Tíber, por el que atraviesan puentes antiguos, como ser el puente Sant' Angelo, decorado con ondeantes estatuas de ángeles. Contemple las puestas de sol sobre la basílica de San Pedro desde las laderas del Monte Pincio. Las parejas se acurrucan a la luz de las velas en los restaurantes de las callejuelas medievales del centro y lanzan monedas a la Fontana di Trevi, para asegurarse una nueva visita a Roma en el futuro.


Diversión en familia

Una escapada a Roma permite que los niños contemplen la historia con sus propios ojos. El increíble tamaño del Coliseo crea una impresión duradera, y un viaje en el Time Elevator permite reconstruir la antigua Roma para comprender mejor las ruinas. Las exposiciones del museo para niños Explora permiten una participación activa de los visitantes, y la cercana Villa Borghese cuenta con un zoológico, un tren y espectáculos de títeres.