Ir a la página principal.
Guías de

Una guía de viajero para Budapest: el encanto del viejo mundo y la creatividad contemporánea

Búsqueda de hoteles

Una escapada a la ciudad de Budapest es un cóctel único donde el pasado y el presente se encuentran en los originales bares que aparecen en los patios de viejas residencias abandonadas. Reserve un hotel en Budapest para explorar la refinada Buda y la vibrante Pest.

Una arquitectura impresionante

Sobre la orilla de Pest se levanta el inmenso Parlamento húngaro, cuya dominante cúpula de color granate contrasta con el resto de la estructura neogótica de puntas agudas. También en el hermoso Belváros (casco antiguo) de Pest, la basílica de Szent István se alza imperiosamente sobre una amplia plaza. Cerca de allí, cuatro estatuas de leones, aparentemente sin lengua, custodian ambos extremos del Puente de las Cadenas que cruza el río Danubio para llevarlo hasta el extenso Palacio Real, el Bastión de los Pescadores, la iglesia Matyas Templom, con sus tejas coloridas, y las calles angostas y sinuosas de la colina del Castillo.


Los balnearios de Budapest

Los turistas se maravillan ante los alrededores palaciegos y el laberinto de piscinas, saunas y baños de vapor en el neoclásico balneario Széchenyi fürdő, mientras los lugareños juegan al ajedrez en la piscina semicircular de agua caliente. El spa Gellért, de estilo art nouveau, tiene un aire de esplendor desvaído en el exterior, pero su interior está decorado ostentosamente. La luz se filtra a través de la antigua cúpula turca mientras el sonido del agua y de las voces retumba en los Rudas Gyógyfürdő. En el verano, el ambiente del amplio balneario Palatinus Strandfürdő de la isla Margarita, es propio de un campamento de vacaciones.


Budapest de noche

Una entrada para una función en la espléndida Ópera de Budapest suele ser más barata que hacer una visita guiada. Al lado del teatro, la antigua taquilla es ahora Callas, una cafetería con una elegante mezcla de estilo fin de siècle y diseño actual. Cruce el bulevar de Andrássy út, sofisticado aunque un poco venido a menos, para saborear una comida magiar o tan solo una copa de fino vino húngaro en el restaurante Klassz. En verano, la gente guapa prefiere los bares de moda de la agradable plaza Liszt Ferenc tér. A pocas manzanas de allí, en lo que queda del otrora elegante barrio judío, encontrará bares en los patios de las antiguas residencias abandonadas.

Venga a uno de los hoteles en Budapest de Hotels.com y descubra la ciudad