Hoteles en Whistler

Buscar Hoteles en Whistler

Paga ahora o cuando llegues al hotel en la mayoría de habitaciones

Cancelación gratuita en la mayoría de las habitaciones

Garantía de mejor precio

Explorar Whistler

Hoteles en Whistler

Whistler aprobó con nota su labor como anfitriona de las Olimpiadas de Invierno de 2010, algo que, por otra parte, no sorprende. Esta localidad es, desde hace mucho, el principal destino canadiense para deportes de invierno, y cuenta con la estación de esquí más grande de Norteamérica. Enclavada en la falda de las montañas nevadas de Whistler y Blackcomb, los visitantes pueden aprovechar la oferta deportiva que ofrece el entorno o relajarse con las posibilidades que ofrece la ciudad después de un día de esquí. Visítala en verano para descubrir las montañas en rutas de senderismo o bicicleta. Y, si lo que buscas es divertirte, descansar y pasar unas vacaciones inolvidables, cualquier época del año es buena en Whistler.

Qué ver

Con más de 3000 hectáreas de laderas nevadas, frondosos bosques alpinos, glaciares inmaculados y rutas infinitas, el complejo turístico Whistler Blackcomb Ski Resort resulta perfecto para esquiadores o aficionados al snowboard de cualquier nivel. Y, si quieres echar un vistazo al paisaje antes de esquiarlo, el teleférico Peak 2 Peak realiza un trayecto espectacular entre las cumbres de las montañas Whistler y Blackcomb. Por su parte, Whistler Mountain Bike Park, un parque recreativo para bicicletas, es, probablemente, el mejor del mundo en su categoría. Aquí podrás recorrer el bosque litoral o atreverte a bajar por terreno escarpado. Acércate a Creekside para disfrutar de las aguas tranquilas del lago Nita. Rodeado de verde y repleto de truchas, este oasis de serenidad es perfecto para la pesca. Si con tanta actividad al aire libre empiezas a echar de menos ir de tiendas, acude a Whistler Marketplace para darte un atracón. En este gigantesco centro comercial encontrarás de todo, desde equipación de esquí hasta buenos vinos.

Hoteles en Whistler

Whistler es un destino turístico popular, por lo que su oferta de alojamientos se ajusta a todos los gustos, necesidades y presupuestos. Podrás elegir entre cabañas rústicas junto al lago con detalles de lujo hasta cabañas con cocina y espacio para toda la familia, incluido el perro. Pero la oferta más amplia es la de hoteles gigantescos, con los exquisitos servicios habituales en las estaciones de esquí, como chimeneas en las habitaciones, saunas y piscinas. El alojamiento de gama media también viene equipado con servicios acogedores, a menudo con el encanto montañero característico de la zona. Y, si no quieres dejarte el bolsillo en el viaje, Whistler también dispone de hoteles económicos y opciones de desayuno y alojamiento, o bien puedes alojarte en hostales básicos cerca del pueblo.

Dónde alojarte

Si quieres estar cerca de todas las atracciones de la zona, alójate en Whistler. Situada entre las dos montañas, la localidad ofrece todas las comodidades que esperas de una estación de esquí. Descubrirás que Whistler cuenta con una oferta de restauración, tiendas y ocio tan amplia que no te dará tiempo a aburrirte si decides no esquiar. Upper Village, la parte alta de Whistler, está situada a los pies de la montaña Blackcomb y supone una alternativa más tranquila al centro. Con los bosques alpinos como telón de fondo, estarás muy cerca de la oferta de esquí. Por su parte, la zona Historical Whistler Creekside está más orientada a las vacaciones familiares. Allí encontrarás multitud de actividades y servicios para todo tipo de viajeros.

Cómo llegar a Whistler

Los visitantes extranjeros llegan al Aeropuerto Internacional de Vancouver. Desde aquí, es muy fácil llegar a Whistler con los servicios de transporte que conectan directamente la localidad con el aeropuerto. En autobús no tardarás más de 2 horas y 45 minutos y podrás recorrer la bella autopista Sea to Sky Highway. Si no tienes prisa, te recomendamos tomar el tren Rocky Mountaineer de Vancouver a la estación de Whistler, ya que ofrece vistas espectaculares de la Coast Mountains, las cataratas de Brandywine y el cañón de Cheakamus. Aunque este tren paisajístico no es la forma más rápida de llegar, desde luego es la más bonita.

Ubicación

Zonas

Categoría

Tema

Tipos de alojamiento

Servicios

Cadena

Clase de hotel

Acumula 10 noches y consigue 1 gratis*

Busca nuestros precios secretos en hoteles seleccionados

  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
  6. 6
  7. 7
  8. 8
  9. 9
  10. 10
=